Fotografría de la familia Real con la Reina Letizia, el Rey Felipe VI, el Rey emérito Juan Carlos I y la infanta Sofía con la Princesa Leonor

Se hace el silencio en Zarzuela: 'No puedo soportarla más'

La periodista Pilar Eyre desvela más datos y situaciones controvertidas de la Familia Real

Desde hace tiempo, el Palacio de la Zarzuela es un hervidero y está en continua tensión. Eso se debe a que se han ido publicando noticias que dejan en evidencia a la familia de Felipe VI. Así, se han desvelado no solo las relaciones amorosas de Juan Carlos I sino también sus presuntos 'chanchullos' económicos.

Y a eso hay que añadir, por ejemplo, la mala relación entre algunos miembros y el uso de las llamadas tarjetas opacas.

Pues bien, por si fuera poco, ahora Pilar Eyre ha dado a conocer algo más. En concreto, ha publicado que el rey emérito llegó a manifestar que no soportaba a su esposa, la reina Sofía.

La mala relación entre los padres de Felipe VI

La mencionada periodista ha hecho uso de su blog en la revista 'Lecturas', 'No es por maldad', para ahondar en la Casa Real y en sus miembros. En concreto, ha contado en ese espacio la mala relación que existía entre Juan Carlos I y Sofía.

Así, ha llegado a manifestar que, a principios del siglo XXI, el padre del actual monarca no quería compartir tiempo y momentos con su esposa. En concreto, Eyre ha desvelado que él «le pidió al ministro de Exteriores que no le programase viajes ni actividad con ella». Tanto es así que incluso llegó a exponer abiertamente: «No puedo soportarla».

Por ese motivo, el entonces Rey apostaba por pasar mucho tiempo lejos del Palacio de la Zarzuela. Al parecer, elegía como residencia el apartamento que tenía en la Clínica Planas de Barcelona. Y es que, de esta manera, aprovechaba para someterse a distintos tratamientos para tener una imagen más rejuvenecida.

Es más, Pilar ha afirmado que «el personal médico llegó a ser su único círculo de confianza».

Su enamoramiento de Corinna Larsen

En ese mismo artículo de su blog, la periodista ha contado que en esa situación de absoluto 'rechazo' a Sofía fue cuando conoció a Corinna Larsen. Sí, a la empresaria alemana con la que mantuvo una relación sentimental durante años. Una empresaria a la que incluso llegó a reformarle una vivienda cerca de Zarzuela, pues era la forma de que pudiera pasar con ella mucho tiempo.

Pilar Eyre ha publicado que Juan Carlos I y esa mujer se conocieron durante una cacería en La Garganta (Córdoba) allá por 2004.

Corinna Larsen besando al Rey Juan Carlos I
Corinna Larsen fue un revulsivo en la vida de Juan Carlos I | GTRES

Él se encontraba bastante desanimado y rechazaba pasar tiempo con su esposa Sofía. En concreto, «estaba deprimido, sus relaciones amorosas eran rutinarias, no tenía salud ni ilusiones...».

Sin embargo, algo cambió en el padre de Felipe VI cuando conoció a Larsen. Según la periodista, lo primero que le llamó la atención de ella fue su belleza. Y es que respondía al prototipo de mujer que le gusta: «elegante, alta, rubia...».

Eso sí, después, al rey emérito lo que le atrajo de esa fémina alemana fue su carácter, pues era totalmente diferente a las mujeres con las que había estado. Así, ha expuesto que tenía «una mente de hombre en un cuerpo de mujer».

Tanto es así, que, según Eyre, Juan Carlos I «se enamoró de Corinna con todas sus fuerzas».

Otros datos de la relación entre Juan Carlos y Corinna

Los datos que te hemos dado a conocer son los últimos que Pilar ha desvelado sobre la familia del Rey. No obstante, no son los únicos que ha hecho públicos en las últimas semanas.

Así, ha descubierto, por ejemplo, que el entonces monarca pasaba todas las noches en el pabellón que le había preparado a Larsen cerca de Zarzuela. Eso sin pasar por alto que ha publicado que Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina tenían una relación cercana con aquella. Todo lo contrario que el ahora rey Felipe y la reina Letizia, que se sentían incómodos ante los gestos de cariño de los 'amantes'.

Es más, incluso ha llegado a manifestar que Juan Carlos I estuvo tan enamorado de Corinna que llegó a plantearse el divorcio de Sofía. Una idea esa que indignó a sus hijos. Sin embargo, finalmente esa intención se la quitó de la cabeza el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.