Primer plano de la Reina Letizia

'No puedes contar lo que sabes de la reina Letizia': el aviso de Zarzuela

Pilar Eyre ha confesado que lleva años sufriendo 'pressing' por parte de la Casa Real

Pilar Eyre se ha posicionado como una de las periodistas especializadas en la Casa Real más consolidadas, tanto es así que incluso con un simple tuit que compartió hace unos días sobre el estado de salud de don Juan Carlos consiguió revolucionar a toda España y que el propio rey Emérito fuera quien desmintiera la información que ella había difundido. 

La catalana tiene tanta influencia y poder sobre lo que sucede en el palacio de la Zarzuela que muchos le tienen envidia. Sin embargo, no ha sido fácil llegar hasta donde está. 

Lo que pasa dentro de la Casa Real es completamente confidencial. Todo lo que sucede allí tiene que permanecer de puertas para adentro y ni siquiera las hijas de Felipe VI y Letizia tiene permitido hablar sobre sus asuntos familiares con sus amigos

Pilar Eyre se ha establecido como una amenaza para la privacidad de la Zarzuela. Por esta razón, desde palacio han tratado de todas las formas posibles de desmentir toda la información que comparte la periodista. Le tienen miedo. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pilar Eyre lleva años recibiendo 'pressing' por parte de la Casa Real

Pilar Eyre ha desvelado que lleva tiempo recibiendo 'pressing' por parte de la Zarzuela para que deje de compartir información. Algo que no ha dejado de suceder, tal y como ella misma ha explicado ahora en su blog de 'Lecturas'. 

La catalana fue contratada por el programa de los sábados de Televisión, pero tan solo duró dos días porque desde la Casa Real le censuraron y se cargaron el formato. 

Cuando todavía reinaba don Juan Carlos en España, la periodista sacaba a la luz algunas cosas insignificantes como que el padre de Felipe VI bebía whisky o que se reía de un chiste verde de Marujita Díaz. Pero por poco que fuera lo que dijera sobre el monarca, siempre recibía la llamada de la Casa Real con amenazas y advertencias.

«Eso no se puede contar... ¡Dejas en muy mal lugar al Rey! Que no se repita. ¿No sabías que no se escriben las conversaciones privadas de sus majestades?», le decían. 

Algo que nunca ha dejado de suceder. Pilar Eyre ha conseguido posicionarse como una de las periodistas especializadas en la Casa Real más reconocidas, pero a cambio ha sufrido la persecución de la Corona. «Eso no se puede contar», le repiten constantemente desde la Zarzuela.

Negada la acreditación como periodista 

Los miembros y los allegados de la Familia Real no la quieren cerca y se lo han demostrado en más de una ocasión. La reina Sofía le lanzó una mirada asesina cuando ella le estrechó la mano en lugar de hacerle una reverencia, y la hermana de don Juan Carlos, la fallecida Pilar de Borbón, hizo llamar a Luis del Olmo para que la echaran del programa en el que estaba trabajando.

«Llamaron al director de mi programa de radio para que me despidiese. No lo hizo, pero tuve que rectificar cuando era verdad», ha señalado la catalana.

Tanto miedo le tienen que incluso le han negado en varias ocasiones su acreditación como periodista. «Cada vez que los Reyes venían a Barcelona, como yo era persona 'non grata', me tenía que quedar fuera, en la calle, mezclada con el público».  

Algo que ha sido posible porque el gremio ha hecho la vista gorda y le han concedido a la Casa Real su deseo de mantener a Pilar Eyre lo más alejada posible de la monarquía española. 

A pesar de todos los esfuerzos que han hecho desde la Zarzuela para conseguir este objetivo, la catalana no se ha rendido y no solo se ha establecido como una de las periodistas más reconocidas en este sector, sino que además ha conseguido lo que nadie había podido hasta ahora: la reaparición del rey Juan Carlos tras su exilio el pasado mes de agosto.