Los Reyes y sus hijas vestidos de forma casual para su visita al barrio de Son Roca

A la luz cómo cayó la infanta Sofía y el susto que se llevó su padre

La infanta Sofía ha sufrido un accidente doméstico en el Palacio de Marivent

Este lunes, la Familia Real sorprendía con su visita por las calles de la mallorquina localidad de Petra, pues la infanta Sofía aparecía caminando con la rodilla derecha vendada y apoyada con una muleta, debido a una lesión por culpa de un accidente doméstico. Era su primer acto público después de llegar los reyes a Palma de Mallorca y nada se sabía sobre su salud, así que en un primer momento la imagen impactó bastante. Su hermana la princesa Leonor la ayudó en varios momentos del camino cogiéndola del brazo y ayudándola en todo, sobre todo a bajar y a subir escaleras.

Ahora hemos sabido que lo que sucedió es que la joven sufrió una caída en las escaleras del palacio de Marivent. Concretamente, su pierna golpeó las esquinas de los peldaños de piedra de la entrada del palacio, por lo que acabó recibiendo 5 puntos de sutura.

Un accidente que puede recordar al que sufrió su padre el rey Felipe VI a una edad muy similar a la de su hija, a los 13 años. El hijo de Juan Carlos y la reina Sofía se cayó por aquel entonces yendo en monopatín mientras jugaba en los jardines de palacio. La herida en ese caso fue en la barbilla, donde recibió varios puntos de sutura y la cosa quedó en un pequeño susto, como sucedido en este caso con la caída de su hija.

Un vendaje muy comentado

La pierna vendada de la infanta Sofía también fue muy comentada sobre todo entre profesional sanitario en Twitter, que exclamaron no entender un vendaje tan aparatoso por una caída en la rodilla.

Al día, siguiente, la infanta Sofía volvió a aparecer con su muleta pero ahora se substituyó su vendaje por uno más simple consistente en un apósito, síntoma de que su herida ha evolucionado favorablemente.