Primer plano del Rey Felipe VI con el traje del ejercito

Luto en la triste visita del rey Felipe ayer: 'Que descanse en paz'

El monarca se desplazó hasta Toledo para inaugurar el nuevo centro logístico de SEUR

El rey Felipe VI se desplazó el lunes, 25 de enero, hasta Illescas (Toledo) para inaugurar el nuevo centro logístico de SEUR. Sin embargo, su visita estuvo teñida de luto. 

El monarca viajó hasta la localidad para darle la bienvenida a la nueva planta de la empresa de paquetería y mensajería que permitirá ampliar un 40 por ciento la capacidad de almacenaje de la compañía.

Felipe VI se saltó la distancia de seguridad para dar el pésame

Como es habitual en este tipo de citas, se contaba con la presencia de Emiliano García-Page, el presidente de Castilla-La Mancha.

Pero el político no pudo estar presente durante toda la visita del rey Felipe VI porque durante la madrugada del lunes falleció su madre, Gregoria Sánchez, en un hospital de Toledo a causa del coronavirus.

No obstante, y pese al complicado momento que está atravesando, Emiliano García-Page quiso darle la bienvenida al monarca en su llegada a la localidad toledana.

El presidente de Castilla-La Mancha saludó al monarca y poco tiempo después se marchó para continuar con el velatorio y el duelo junto a su familia. 

Ante esta situación, el rey Felipe VI no dudó en darle el pésame a Emiliano García-Page e incluso se saltó ligeramente la distancia de seguridad recomendada para transmitirle su apoyo y su afecto en un día tan difícil para el político. 

El propio presidente de Castilla-La Mancha compartió en sus redes sociales el dolor que estaba atravesando por la pérdida de su madre y aprovechó para disculparse con el monarca por no haberle podido acompañar durante la visita la nueva planta de SEUR en Illescas. 

«Siendo un día difícil para mí y mi familia, mis obligaciones me han llevado a no dejar de recibir al Rey Felipe VI, que hoy se encuentra visitando un centro logístico de la región», escribió en su cuenta de Twitter. «Agradezco su enorme compresión y mi disculpa por no poder acompañarle en el resto de la visita». 

El fallecimiento de Gregoria Sánchez

Gregoria Sánchez tenía 89 años y el pasado 22 de agosto fue trasladada al Hospital Virgen del Valle de Toledo tras haber dado positivo en coronavirus

La madre del presidente de Castilla-La Mancha tenía patologías previas graves, pero consiguió recuperarse y tras varias semanas hospitalizada pudo volver a su casa. Sin embargo, su avanzada edad impidió que finalmente pudiera superar su estado de salud. 

Además de las condolencias del rey Felipe, Emiliano García-Page recibió numerosos mensajes de apoyo por parte de compañeros y amigos. 

«Siento muchísimo el fallecimiento de la madre de Emiliano García-Page, Gregoria Sánchez. Acabo de hablar con el presidente para expresarle personalmente mis condolencias a él y a toda su familia en estos momentos tan duros. DEP», escribió Carmen Picazo, la coordinadora de Ciudadanos den Castilla-La Mancha.

«Acabo de trasladar personalmente mi más sentido pésame al presidente de la región, Emiliano García-Page, por el fallecimiento de su madre. Le acompaño en el sentimiento tanto a él como a toda su familia tras esta pérdida irreparable», fueron las palabras de Paco Núñez, el presidente del Partido Popular en la autonomía.

Ante las inminentes muestras de cariño, el presidente de Castilla-La Mancha no dudó en mostrar su agradecimiento. «Quiero agradecer todas las muestras de cariño recibidas desde el fallecimiento de mi madre Gregoria hace pocas horas», señaló en sus redes sociales. 

Además, Emiliano García-Page aprovechó la ocasión para demandar a los ciudadanos que sigan estrictamente las «normas» que se han impuesto para tratar de frenar la expansión del virus.

«Solo podemos despedirla hasta un máximo de seis personas», dijo el presidente de la región, en referencia al entierro de su madre, para darle más veracidad a sus palabras. «Gracias de corazón y de antemano».