Discover Letizia

El feo gesto de Letizia con el regalo de Comunión de Leonor: no lo quiere en casa

No es la primera vez que la Reina tiene problemas con los obsequios de este tipo

Hace ya 5 años que la Princesa de Asturias recibió la primera comunión. Como cualquier otro niño de su edad, Leonor recibió varios regalos de sus familiares y amigos, pero hubo uno que le hizo especial ilusión, una mascota.

Sus padres, los Reyes, querían que su primogénita tuviese un recuerdo inolvidable de este feliz día y le obsequiaron con un detalle muy bonito, un labrador marrón, que encantó a la Princesa de Asturias.

logo TwitterNUEVO Y GRATIS: Las noticias que a ti te gustan, ahora también en Twitter. No esperes más, pincha ahora aquí y síguenos ya. ¡TE ESPERAMOS!

Lo cierto es que la mascota, que recibió el nombre de Sara, no pasa mucho tiempo con su dueña. Y es que este labrador convive más con el personal de la casa que con la propia Leonor. El motivo de ello es que, aunque Sofía, Felipe y la Princesa de Asturias lo adoran, la reina Letizia no le deja estar dentro de casa.

A pesar de ello, sus hijas y su marido no dudan en jugar mucho con Sara en los enormes jardines de Zarzuela y se llevan a la mascota de paseo cada vez que salen a caminar por la sierra de Madrid.

Otras mascotas

Un día después de darse a conocer el embarazo de Letizia, las autoridades de Ibiza quisieron darles una sorpresa a los Reyes, aprovechando que estaban allí. Fueron muchos los regalos con los que obsequiaron al joven matrimonio. Entre ellos destacó un precioso cachorro de podenco ibicenco llamado Valent, que en castellano significa Valiente.

Aunque Letizia y Felipe VI no dudaron en hacerse los simpáticos con el recién regalado cachorro ante las cámaras, luego Zarzuela informó a las autoridades baleares que no podían aceptar tal regalo. Y es que las perreras de palacio estaban llenas y debían buscarle un nuevo dueño.

Pero esta no fue la única mascota que no llegó a formar parte de la familia de Felipe VI y Letizia. Tampoco vivieron con ellos los dos cachorros de mastines leoneses que la provincia de León regaló a los Reyes.

Lo cierto es que desde que la ex periodista se trasladó a vivir con Felipe VI el hijo de Sofía y Juan Carlos I no ha podido disfrutar de sus animales, sobre todo de sus perros, con los que solía aparecen en varios de sus posados reales. De hecho son muy famosas las imágenes que los fotógrafos tomaron del príncipe Harry de Inglaterra montado sobre Arky, el pastor alemán del rey emérito durante unas vacaciones en Palma de los príncipes de Gales.

Su preferido

No hay que olvidar tampoco a Puskin, el perro favorito de Felipe VI. Según publicaba Jaime Peñafiel en un desgarrador texto, echaron de la Casa Real a la mascota por culpa de su mujer:

«Cuando en el año 2004 contrae matrimonio, lo primero que hizo Letizia fue prohibir que el perro durmiera no en el dormitorio con su amo sino en la casa. No soportaba entonces ni los perros ni los gatos».

Puskin era un perro de raza schnauzer al que Felipe VI adoraba y su relación era tan buena que cuando Felipe se ausentaba, el perro tenía problemas de estómago y vomitaba con frecuencia.

Al parecer a Letizia no es que no le gusten mucho los perros, que tampoco, pero fuentes cercanas aseguran que varios miembros de la familia Ortiz Rocasolano son alérgicos y este sería el motivo de peso para impedir la entrada de ningún can en la casa.

Encantada con ellos

Doña Sofía es una amante de los animales y ha mostrado en numerosas ocasiones su amor incondicional por ellos. La última vez este mismo verano cuando soltó en el Mediterráneo a una tortuga que había pasado mucho tiempo en cautiverio por estar herida.

Además, es conocido de sobras que la reina emérita adoptó a dos burros en 2008, que viven junto a los caballos de su hija, la infanta Elena, en la cuadra familiar.