La Reina Letizia saludando en un acto público

Letizia no se lo perdonará a Juan Carlos: Lo que ya no podrá hacer por sus escándalos

Las actividades de la Reina y su familia están en el punto de mira

A la reina Letizia le gusta esa privacidad que tiene de poder hacer lo que quiera sin necesidad de dar explicaciones a nadie. Ahora, con la próxima ley que pretende implantar el Gobierno, y que reformaría la monarquía por completo, podría perderla del todo.

El reciente escándalo financiero del rey Juan Carlos I ha supuesto un antes y un después en la forma en la que se ve la monarquía española. Aunque la imagen de la Casa Real ya estaba manchada desde hace algún tiempo por culpa de su caza en Botsuana o el caso Nóos, las idas y venidas del emérito solo han hecho que empeorarla.

Su hijo Felipe VI no lo ha tenido nada fácil. Desde que llegó al trono y dio su primer discurso ha tenido que hacer frente a los numerosos errores que había cometido su familia. Por este motivo atrás quedaban las idílicas imágenes familiares donde todos juntos veraneaban en armonía. Ahora todo se resume en las figuras de Letizia, Felipe y sus dos hijas, Leonor y Sofía, quienes llevan todo el peso de la Corona.

Un duro golpe

Justo cuando parece que el actual Rey se había ganado de nuevo la confianza de los españoles, su padre protagonizaba el escándalo definitivo que casi hunde por completo a toda la Casa Real española.

El emérito estaba siendo investigado por Hacienda después de cometer ciertas ilegalidades financieras. Tras ello le siguió el revuelo causado por su marcha a los Emiratos Árabes sin dar ningún tipo de explicación.

Todo esto unido a los errores del pasado ha desencadenado en un nuevo descontento generalizado en el que Pedro Sánchez ha tenido que actuar. El Gobierno quiere poner en marcha una Ley de la Corona, que supondría una renovación completa de la monarquía tal y como se conoce ahora.

Los carísimos trajes, los viajes no oficiales y las escapadas sin dar explicaciones pasarían a ser cosa del pasado, algo que molestaría bastante a la actual Reina.

Esta gran transparencia de la Corona sería el punto fundamental de esta nueva ley, ya que Felipe VI estaría obligado a detallar cada uno de sus movimientos y también debería presupuestar todos sus gastos y actividades.

Sin ninguna duda esto afectaría también a su vida privada y a la de su familia, que deberá apretarse el cinturón y no derrochar ni un céntimo.

Además, otro de los puntos importantes de esta ley sería que el Gobierno debería aprobar todos sus viajes con antelación, algo que sumado a lo anterior limitaría la libertad de los Reyes bastante.

¿Demasiadas explicaciones?

La actitud de Juan Carlos I ha vuelto a pasarle factura a los Reyes. Una vez más Letizia sale perjudicada con la actitud de su suegro y las consecuencias son bastante severas.

Ahora, la mujer de Felipe VI tendrá que abandonar esos viajes de placer que tanto le gustan y dar explicaciones de cada uno de sus movimientos.

Son muchas las voces que opinan que si la monarquía española hubiese estado regida desde un principio por este tipo de ley las cosas habrían sido diferentes. Si Juan Carlos I hubiese tenido que dar explicaciones de sus movimientos durante su reinado todo habría sido muy distinto, según los más críticos con este asunto.

Ahora el foco está puesto en las jóvenes de la familia, la princesa de Asturias y la infanta Sofía son la esperanza para limpiar la imagen de la Corona.

La llegada al trono de Leonor es uno de los temas que suscita gran interés. Y es que tal y como están las cosas hay quienes dudan que alguna vez pueda llegar a ser la reina de España.