La reina Letizia sonriendo junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía

Letizia detrás de las nuevas medidas que ha tomado el colegio de Leonor y Sofía

Las hijas de Felipe VI deberán cumplir con las estrictas restricciones que ha impuesto el centro educativo

Tras más de 15 de días de descanso, Leonor y Sofía regresan al colegio Santa María de los Rosales. Pero dadas las circunstancias actuales de la pandemia, la princesa y la infanta deberán cumplir con algunas medidas más estrictas que ha impuesto el centro educativo para evitar contagios y detrás de las cuales podría estar la reina Letizia

Aunque las hijas de Felipe VI debían volver el pasado lunes, 11 de enero, a las clases, la situación meteorológica provocada por el paso de la borrasca Filomena obligó a Madrid a posponer el inicio de las clases hasta el miércoles.

Sin embargo, la complicada situación temporal que sigue habiendo en la capital española ha derivado en que el regreso a los colegios haya tenido que volver a ser aplazado.

Será el próximo lunes, 18 de enero, cuando empezarán nuevamente las clases en Madrid. Así lo harán la infanta Sofía y la princesa Leonor. Y en su vuelta las hijas de Felipe VI deberán seguir las nuevas restricciones que ha impuesto el colegio Santa María de los Rosales. 

Las nuevas medidas que deberán cumplir Leonor y Sofía

La heredera a la Corona y su hermana deberán seguir llevando las mascarillas protocolarias, que cubran la nariz y la boca, como llevan haciendo desde septiembre. Asimismo, tendrán que mantener la distancia de seguridad con sus profesores y con los demás de alumnos y dispondrán de gel hidroalcohólico siempre que quieran.

Además de estas medidas, el colegio de las hijas de Felipe VI deberá acogerse a los protocolos y las restricciones anunciadas por Isabel Díaz Ayuso durante el pasado fin de semana del 9 y 10 de enero. 

La escuela deberá dejar las ventanas de las aulas abiertas para facilitar la ventilación. Por su parte, los alumnos deberán atender constantemente a su higiene y lavarse las manos al menos seis veces al día mientras permanezcan dentro del recinto escolar: a la entrada y a la salida del patio, antes y después de cada comida, antes y después de ir al baño, estornudar, toser y sonarse la nariz, y antes de entrar en una zona común.

Como el resto de los centros educativos de la Comunidad de Madrid, la escuela de Leonor y Sofía también debe tener una comunicación fluida y continuada con las autoridades de salud pública.

La escuela también debe contar con una gestión adecuada de las personas que presentan síntomas, el diagnóstico precoz de los casos, la identificación, cuarentena, seguimiento de los contactos estrechos y la caracterización de posibles focos de transmisión.

La cuarentena de la princesa Leonor

Tan solo unos días después del inicio del curso el pasado mes de septiembre, el colegio Santa María de los Rosales, donde también estudió el Rey Felipe VI, ya tuvo que poner en práctica el protocolo anti-covid-19.  

La princesa Leonor llegó al centro educativo el pasado miércoles 9 de septiembre con su respectiva mascarilla y dejándose tomar la temperatura por una de sus profesoras antes de entrar al establecimiento. Sin embargo, 48 horas después se vio obligada a aislarse en la Zarzuela por un posible positivo de una de sus compañeras de clase

El viernes, 11 de septiembre, el padre de la alumna confirmó que su hija había dado positivo en el virus, por lo que el colegio Santa María de los Rosales se vio obligado a emitir una notificación que anunciaba que toda la clase de la estudiante debía ser confinada y realizarse la prueba diagnóstica. 

Por esta razón, la princesa Leonor tuvo que someterse a una PCR. A pesar de que resultó negativa, la heredera de la Corona tuvo que seguir sus clases de forma telemática durante dos semanas.