La Infantas Sofía y la princesa Leonor sonrientes

Leonor y Sofía se ponen en contacto con el rey Juan Carlos: la realidad de los hechos

La princesa de Asturias y la infanta felicitaron el cumpleaños a su abuelo el pasado 5 de febrero

La marcha del rey Juan Carlos I a los Emiratos Árabes no solo ha creado un cisma en la sociedad y política española, también dentro de su propia familia.

Si bien es cierto que Felipe VI y Letizia fueron los principales instigadores de la salida del rey emérito el pasado mes de agosto, debido a su firme intención de desvincularse con el anterior reinado, no todos los miembros de la familia han llevado bien la marcha del patriarca al extranjero.

Es el caso de las hijas de Juan Carlos I, que han demostrado no llevar nada bien la distancia con su padre.

La posición de Elena, Cristina y Felipe VI tras la marcha de su padre a los Emiratos

Las dos infantas han viajado en varias ocasiones a Dubai para visitar a su progenitor, con quién mantienen una estrecha relación, especialmente Elena, que siempre ha sido el ojo derecho de su padre.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La última visita se ha producido este pasado fin de semana. La primogénita del rey viajó desde Madrid en un vuelo regular hacia Abu Dabi que ya ha tomado hasta en tres ocasiones.

Por su parte, Cristina tuvo que hacer más gestiones debido a lo dividida que está su familia. La hermana de Felipe VI tuvo que viajar desde Suiza (donde trabaja y reside junto a sus hijos) a País Vasco para pasar unos días con su marido, Iñaki Urdangarín, que salía de permiso penitenciario. Después, cogió un vuelo rumbo a los Emiratos para reencontrarse allí con su otra familia.

La posición de Elena y Cristina contrasta enormemente con la de Felipe VI, que ha apostado por guardar distancia con su padre tras los últimos escándalos que han salpicado su reinado y ponen en jaque la monarquía española.

Esa distancia necesaria para lavar la imagen de la Casa Real se ha materializado a través de la distancia física con los más de 5.000 kilómetros que separan a Dubai de España.

Sin embargo, también han surgido muchas informaciones que apuntaban a que esta distancia ente padre e hijo no solo sería de cara a la galería, sino también algo personal.

La relación de Juan Carlos con Felipe VI y sus nietas: Leonor y Sofía

Algunos rumores han asegurado que la relación entre ambos era nula y, por tanto, la relación de las hijas de Felipe VI con el rey emérito también lo era, siendo las niñas las grandes perjudicadas de una polémica que las habría distanciado de su abuelo.

No obstante, según ha revelado 'Look' en exclusiva, Leonor y Sofía mantienen contacto frecuente vía telemática con don Juan Carlos.

De hecho, el pasado 5 de enero, coincidiendo con su 83 cumpleaños, el rey emérito recibió la llamada especial de sus nietas, que quisieron felicitar a su abuelo con una llamada realizada desde el teléfono fijo situado en el Pabellón del Príncipe.

Leonor y Sofía son dos adolescentes de 15 y 13 años que viven muy protegidas por sus padres en el hermetismo que rodea el Palacio de la Zarzuela, por lo que la información sobre esta llamada nos sorprende y nos permite conocer un poco más el vínculo existente entre las niñas de Felipe VI y Letizia con Juan Carlos.

Tal y como afirma la publicación 'Look', la llamada que las niñas hicieron a su abuelo con motivo de su cumpleaños no fue muy extensa, pero si lo suficientemente tierna y emotiva para darle al rey emérito un «chute de optimismo».

La llamada se llevó a cabo desde Zarzuela alrededor de las 11 de la mañana, 14 horas en Emiratos Árabes Unidos. En ese momento, Juan Carlos estaba acompañado por sus hijas Elena y Cristina, con las que se disponía a comer cuando fue sorprendido por la tierna llamada.

Las mismas fuentes confirmaron a la revista que ese día el rey emérito recibió llamadas de toda su familia, incluida Doña Sofía y el resto de sus nietos. Froilán, Victoria, Juan, Pablo, Miguel e Irene también echan de menos a su abuelo y no dudaron en demostrárselo el día de su cumpleaños.