La Infantas Sofía y la princesa Leonor sonrientes

La princesa Leonor y la Infanta Sofía se quedan sin ir a la boda familiar del año

Felipe de Grecia y Nina Flohr se han casado en una ceremonia muy íntima

La princesa Leonor y la infanta Sofía no han podido asistir a la boda familiar del año. El príncipe Felipe de Grecia y su pareja, Nina Nastassja Flohr, se han dado el 'sí, quiero' en una ceremonia muy íntima en Suiza

El pasado mes de septiembre, la Casa Real griega anunciaba en un comunicado oficial que el Rey Constantino y su esposa, la reina Ana María, estaban muy contentos con el enlace matrimonial de su hijo pequeño. 

Felipe de Grecia y Nina Flohr se comprometieron «a principios de verano» en una bucólica pedida de mano en la isla de Ítaca, en el Mar Jónico. 

Sin embargo, el comunicado señalaba que los detalles de la boda se darían a conocer «a su debido tiempo».

Una ceremonia muy íntima

Todo el mundo esperaba que la ceremonia se llevara a cabo tras la pandemia del coronavirus, pero Felipe de Grecia y Nina Flohr han decidido celebrar su enlace lo antes posible y han pasado por el altar en una celebración muy íntima, casi secreta. Ha sido tan privada que, además de ellos, solo había tres personas más.

La pareja viajó a Suiza, el lugar natal de la novia, y rodeados de los Alpes nevados, se casaron en una ceremonia civil el pasado sábado 12 de diciembre. 

Los únicos testigos de la boda han sido los padres de los novios, el Rey Constantino y Thomas Flor.

Pese a haber celebrado el enlace de una forma muy íntima, no se descarte que una vez superada la crisis sanitaria de coronavirus, se realice una ceremonia religiosa más multitudinaria. 

Si Felipe de Grecia y Nina Flohr llevaran a cabo una nueva ceremonia, podría ser un asombroso cónclave de monarquías europeas, ya que el Rey Constantino, además de ser el hermano de doña Sofía, tiene parentesco con otras casas reales como la británica, la de Dinamarca o la de Hannover. 

Los dos detalles más notorios del enlace

Uno de los detalles que más ha llamado la atención del enlace, ha sido el hecho de que el padre del novio vaya en silla de ruedas. El estado de salud del hermano de doña Sofía es delicado desde hace tiempo, aunque eso no le ha impedido viajar hasta Suiza para disfrutar de la boda de su hijo pequeño. 

El vestido de Nina también ha conseguido llevarse todas las miradas. Se trata de un traje compuesto por chaqueta y falda al estilo Bianca Jagger en 1971, pero con toques personalizados: con prendas de tweed y una falda de corte por debajo de la rodilla.  

La novia ha completado el conjunto con un toque romántico que le ha dado el semirecogido acabado con un gran lazo y su melena lisa. 

Nina Flohr es la heredera de VistaJet

La relación entre Nina Flohr y Felipe de Grecia se dio a conocer en julio de 2018, tras asistir juntos a la boda de lord Edward Spencer-Churchill.

Thomas Flohr es un multimillonario magnate de la aviación, fundador y actual presidente de VistaJet. Su patrimonio se calculó en torno a los 2.300 millones de dólares (1.958 euros) en 2018.  

Nina es la heredera de la empresa de su padre y, además, es la directora creativa de la firma. Ella defiende su visión por el diseño a través de medidas como la de encargar a Moncler el uniforme del personal de la cabina o a la exclusiva cadena de restaurantes japoneses Nobu el catering. 

Katharina Flohr, su madre, actualmente trabajaba en la joyería Fabergé, pero anteriormente fue directora de moda en revistas como Cosmopolitan o Vogue.

En el año 2001, aceptó un puesto como editora de joyas en la revista Tatler y se mudó junto a sus dos hijos a Londres. Nina Flohr y Felipe de Grecia se conocieron en el país británico, donde actualmente residen ambos.