La Infantas Sofía y la princesa Leonor sonrientes

La pregunta sobre Leonor y Sofía que se hacen todos los españoles

Las hijas de los reyes de España se encuentran confinadas en el Pabellón del Príncipe desde que comenzó la cuarentena en nuestro país.

La Princesa de Asturias y la  Infanta Sofía, al igual que el resto de niños españoles, se encuentran confinadas en su hogar desde que se decretó el estado de alarma.

Las pequeñas no acuden a su centro escolar, el colegio  Santa María de los Rosales, desde el 9 de marzo, cuando se transmitió un mensaje de tranquilidad desde la Jefatura de España afirmando que las jóvenes habían acudido a sus clases  tras saltar las alarmas por un alumno contagiado. 

La tranquilidad duró pocas horas, puesto que ese mismo día por la tarde se decretó la suspensión de las clases en muchas comunidades autónomas, entre ellas Madrid. 

Desde entonces nada se sabe de Leonor y Sofía, que se encuentran confinadas en el Pabellón del Príncipe (situado a un kilómetro de Zarzuela). Allí mantienen casi la misma rutina de horarios y siguen el curso escolar a través de las clases virtuales. 

La opacidad de Zarzuela en cuanto a dar información sobre las más pequeñas de la Familia Real sigue siendo una cuestión que extraña a muchos españoles, que no entienden por qué las futuras representantes de la Corona no dan un paso al frente, como sí sucede en otras monarquías europeas.

Lo que sí sucede en Europa

Durante todo este confinamiento, no hemos podido ver ni una sola imagen de las hijas de los Reyes, una situación que contrasta drásticamente con el resto de países de Europa donde también se vive la crisis del coronavirus.

En los Países Bajos, por ejemplo, hemos podido ver a la Familia Real apoyar desde la distancia al personal sanitario que lucha por acabar con la pandemia.

Guillermo y Máxima, junto a sus tres hijas, participaban cada día en los aplausos que toda la ciudadanía brinda a los sanitarios. La heredera al trono, Amalia de tan solo 16 años, se ha mostrado efusiva aplaudiendo a golpe de cacerola.

Esta postal se ha repetido en Dinamarca, donde los príncipes Federico y Mary y sus cuatros hijos han participado en un documental de la televisión pública nacional para infundir ánimos a la población ante la pandemia

En el caso de Reino Unido, los príncipes Guillermo y Kate han decidido cederle todo el protagonismo a los más pequeños de la casa. George, Carlota y Louis han aparecido aplaudiendo al personal sanitario desde el jardín de Anmer Hall. 

Y no han sido los únicos del país. La familia real británica sabe muy bien cómo mantener a los ciudadanos fieles a la corona, por lo que los retoños del príncipe Eduardo y de Sophie Rhys-Jones también se han visto participando en este cálido homenaje. 

En Noruega, a pesar de no contar con medidas de confinamiento tan extremas, la Familia Real también ha difundido imágenes cotidianas de los distintos miembros pasando la cuarentena. 

Pero la máxima expresión de solidaridad se la lleva la  Familia Real de Bélgica. Los cuatro hijos de los reyes Felipe y Matilde, incluida la princesa heredera, Isabel de Brabante,  han repartido gofres en residencias de Bruselas y trabajan como voluntarios en una línea telefónica de apoyo  a personas mayores. 

Parece ser que todas las Familias Reales de Europa, con excepción de la nuestra, entienden que estos gestos ayudan a mostrar la solidaridad y cercanía  que deben tener estos representantes con su pueblo.