Primer plano del Rey Juan Carlos  I en un funeral

Don Juan Carlos toma una decisión que dará que hablar tras el discurso real de su hijo Felipe

El rey emérito vio el discurso de su hijo en Nochebuena en casa de un amigo suyo británico

El rey emérito don Juan Carlos tiene previsto volver a España después de ponerse la vacuna del coronavirus, que ya está empezando a administrarse en Abu Dhabi. El rey emérito decidió quedarse en el país árabe durante estas Navidades por miedo al coronavirus, pero en cuanto le suministren la vacuna, piensa volver a nuestro país. Además, según ha revelado una fuente muy cercana al emérito al medio ‘El Español’, Juan Carlos se ha mostrado contento por el discurso que su hijo Felipe VI dio durante la Nochebuena: 

«Juan Carlos también quería ver qué pasaba. Le habían contado, todavía tiene amigos dentro de Zarzuela, y muchos, que en el Gobierno estaban presionando al Rey para que dijera algo explícito sobre él, así que estaba también nervioso», ha confesado un amigo del emérito.

Orgulloso por el discurso de su hijo

Sin embargo, en su discurso el rey encontró la fórmula de hacer referencia a su padre sin mencionarlo directamente, expresando la frase: «Los principios éticos están por encima de los lazos familiares».

«Él estaba contento. Bromeaba por teléfono al día siguiente diciendo que esa fórmula ya la había usado él cuando tuvo que decir en su discurso de Navidad de 2010 algo sobre Urdangarin, pero sin citarlo», aseguran desde su entorno al citado medio. Aseguran que el rey emérito está contento y orgulloso por cómo su hijo ha solucionado la situación después de que el Gobierno presionara al Rey para que dijera algo explícito sobre su padre.

Se trató del discurso de Navidad que más expectación ha creado desde que Felipe VI subió al trono, y que batió todos los récords de audiencia tanto suyo como de su padre, sumando más de 10 millones de espectadores que lo vieron por Nochebuena.

Además, el rey emérito sigue sin ver justo el motivo por el cual se ha tenido que exiliar forzosamente, pues ateniéndose a la justicia, todavía no le han condenado por nada, ni siquiera le han acusado, y por el momento, solo está siendo investigado, mientras él siente que le están tratando como un delincuente sin respetar su presunción de inocencia.

Las navidades singulares del rey emérito

El rey emérito, según ha revelado ‘El Español’ estuvo a punto de poder celebrar la Nochebuena con parte de su familia, concretamente con la Infanta Elena y sus dos hijos, Froilán y Victoria Federica, que tenían pensado viajar hasta Abu Dhabi para reunirse con él. Pero en el último momento decidieron quedarse en España y cenar en Zarzuela junto con la reina Sofía y su hermana la princesa Irene.

¿Significa eso que el rey emérito cenó solo en su lujosa habitación del hotel? Pues parece ser que no, pues tiene muchos amigos en ese país, y aceptó la invitación de cenar con un empresario amigo suyo de origen inglés, con quien mantiene una amistad desde hace años, que los ha llevado a compartir safaris y cacerías por el mundo. Decidió cenar con él y su mujer y su hija, eso sí, con la condición de poder ver el discurso de su hijo.

¿Quién le iba a decir que se vería en esta situación hace tan solo unos años, cuando el rey disfrutaba en Nochebuena de toda la familia al completo alrededor de él, en el Palacio de la Zarzuela? A sus 83 años, el rey se ha visto en una situación que nunca hubiera imaginado en su vida, pasando la Navidad en el exilio, en plena pandemia mundial, en un país extranjero, apartado de su familia, mientras en su país dudan de su integridad, su legado se ve cuestionado y se pone en duda la Corona.