Los problemas que la infanta Sofía mostró en público, culpa 'de su genética'

La infanta Sofía ha heredado un problema por parte de su familia paterna

Fotografia de la Infanta Sofía de perfil
La infanta Sofía tiene un problema genético | GTRES

Ha heredado los ojos azules de su padre y el color de pelo de su madre, sin embargo, la infanta Sofía también ha heredado el pelo encrespado y rebelde de su tía, la infanta Elena y la hija de esta, Victoria Federica.

Las alarmas sobre el problema capilar de la hija de los reyes de España saltaban durante el Día de la Fiesta Nacional, donde la joven lucía un cabello medio ondulado que daba aspecto de dejadez. Al contrario que su hermana, la princesa Leonor, la hija pequeña de los reyes no tiene un cabello fácil de manejar.

Según una entrevista que ha concedido Eduardo Sánchez, director de maison Eduardo Sánchez, para la revista Vanitatis, esta presenta «la típica melena de una adolescente, larga y sin mucha forma, aunque sí se podría hacer un degradado frontal mejor ejecutado. Parece una melena abundante y seguramente ondulada o mixta porque tiene de quien heredar ambas cosas por la familia paterna, la cantidad y encrespado de su tía Elena y el buen cabello de su tía Cristina».

Este hecho explicaría por qué la infanta Sofía suele llevar peinados mucho más sencillos que su hermana, con el fin de evitar que su pelo se encrespe. Aunque siempre suele optar por el pelo liso, lo cierto es que a veces hemos podido ver como, cuando recoge su cabello, quedan a la vista sus baby hairs, esos finos mechones de cabello nuevo que suelen salir hacia al exterior cuando llevamos el pelo atado.

Según ha confesado Eduardo Sánchez en 'Vanitatis', este problema tiene fácil solución: «Es un cabello que debe mantenerse muy bien hidratado y si es algo más rebelde, se podría hacer una ligera enzimoterapia para controlar ese ligero encrespamiento». Dicho tratamiento consiste en un alisado orgánico, libre de formol y derivados, que se puede aplicar en todo tipo de cabellos.

Sin duda, a partir de ahora, sobre todo en otoño e invierno, será más habitual ver a la hija pequeña de los reyes de España más despeinada de lo habitual, ya que estas estaciones suelen ser más húmedas y frías, afectando terriblemente a su cabello.


Comentarios

envía el comentario