Iñaki Urdangarín saliendo del juzgado con un policía de fondo

La Navidad de Iñaki Urdangarín: ¿está la Infanta Cristina con él?

El exjugador de balonmano tiene todas sus esperanzas puestas en Reyes

Tras un año complicado por culpa de la pandemia, el que se han suspendido también las visitas a las cárceles y los permisos penitenciarios, Iñaki Urdangarín se ha podido reunir con su familia. La Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Brieva, donde cumple una condena de cinco años por malversación, prevaricación, fraude de la administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, le ha concedido un permiso penitenciario para pasar estas fiestas tan atípicas en casa

El marido de la infanta Cristina se desplazaba a Vitoria para compartir estas fechas navideñas con su madre, Claire Liebaert, de 85 años, sus hermanos y sus cuatro hijos, fruto de su matrimonio con la hermana de Felipe VI.

A Iñaki Urdangarín y a sus hijos, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene les pudieron captar los fotógrafos a su llegada a Vitoria a bordo de un monovolumen de color negro en el que todos llevaban la mascarilla correspondiente puesta para protegerse. Quien no les acompañó en este viaje en coche fue la infanta Cristina, algo que algunos medios de comunicación interpretaron como que la hermana de Felipe VI no estaba en la ciudad española.

Sin embargo, hay otras fuentes que aseguran que la infanta Cristina sí ha estado pasando estas fechas tan señaladas junto a sus hijos y que se les ha podido ver en alguna de las salidas que ha hecho toda la familia por la capital alavesa. De hecho, hay quienes han llegado a identificar a la hermana de Felipe VI en unas borrosas imágenes tomadas en Vitoria.

Una Navidad atípica

A pesar de que la pandemia ha trastocado los planes de estas navidades, a Iñaki Urdangarín sí se le pudo ver con toda claridad tomando un aperitivo en una calle de Vitoria con un reducido grupo de familiares y amigos en estos días festivos, cumpliendo eso sí todas las medidas sanitarias pertinentes. Y es que el yerno del rey emérito ya tuvo un susto justo antes de salir de prisión que casi acaba con su permiso penitenciario. El exjugador de balonmano tuvo un contacto directo con un positivo y por ello tuvo que estar aislado y en cuarentena diez días.

El cuñado del Rey se mostraba muy cómodo en compañía de sus familiares y allegados, ajeno a las polémicas que salpican a la familia real tras la marcha del rey emérito, Juan Carlos de Borbón, a Abu Dabi y su posterior regularización fiscal.

Quienes este año tampoco se han visto junto a Iñaki Urdangarín han sido la infanta Elena y su hija Victoria Federica, quien ha estado con su novio el DJ Jorge Bárcenas en Madrid.

Esto ha alimentado los rumores sobre un probable desplazamiento a Abu Dabi, para acompañar a Don Juan Carlos, quien tuvo que aplazar su ansiado regreso a España en el último momento.

Su mejor regalo

A su vuelta a Brieva, Iñaki Urdangarín tiene la esperanza de recibir buenas noticias. Y es que cumplidos ya dos años y medio de su condena, el marido de la infanta Cristina está pendiente de la resolución de la petición del tercer grado desde el pasado 26 de noviembre. Fue entonces cuando lo pidió por unanimidad la Junta de Tratamiento de la cárcel en la que está cumpliendo la condena, un informe al que se aferran los abogados del yerno del rey emérito para lograr el ansiado beneficio penitenciario.

Esta concesión sería el mejor regalo de Reyes para el cuñado de Felipe VI, ya que supondría que Iñaki Urdangarín podría salir de la cárcel todos los fines de semana y tener 48 días de permiso al año.

Además, el exjugador de balonmano podría pedir así la opción de traslado a otro centro penitenciario más cercano a su familia.