Iñaki Urdangarín entrando en un coche

Iñaki Urdangarin cierra el 2020 con buenas noticias sobre su condena

El marido de la infanta Cristina dormirá en su casa con su familia un fin de semana al mes

Es evidente que no ha sido ni mucho menos un año bueno para la Casa Real y la imagen de la corona. Tras muchos escándalos, llega casi a las puertas de acabar el año una gran noticias para uno de los miembros de la Familia Real, aunque muchos ya no lo consideran parte de la realeza.

Ya es oficial. Iñaki Urdangarin ha recibido una de las noticias que más esperaba a tan solo un día de poner fin a este 2020. El marido de la infanta Cristina disfrutará muy pronto del régimen de semilibertad, según han confirmado este miércoles, 30 de diciembre, fuentes oficiales de Instituciones Penitenciarias.

Después de que de le denegara el tercer grado en varias ocasiones, el exduque de Palma ha conseguido finalmente formar parte del programa de reinserción para corruptos, que le permitirá salir cada día de la cárcel. Urdangarin abandonará el centro penitenciario diariamente para ir a trabajar o a cumplir servicios.

Al deportista se le ha aplicado el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, cosa que le permitirá muy pronto disfrutar de un régimen muy similar a un tercer grado. Urdangarin seguirá cumpliendo con la pena, pero con salidas diarias que darán un giro de 180 grados a su vida. 
 

Dormirá en casa con su familia una vez al mes

Pero si algún cambio en su situación le hace feliz, probablemente es lo que se le permite una vez al mes: Urdangarin podrá dormir un fin de semana de cada mes junto a su familia, en su casa, volviendo así, aunque solo por dos días al mes, a su antigua normalidad.

Según informa Instituciones Penitenciarias, Iñaki Urdangarin abandonará la cárcel de Brieva, situada en Ávila, donde cumple condena desde 2018, para trabajar en el centro social Don Orione, situado en Pozuelo de Alarcón de Madrid. Además, cada noche deberá dormir en el Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares, incluidos los fines de semana. La única excepción a esto, será, como explicábamos, un fin de semana al mes, durante el cual Urdangarin volverá a casa para dormir con los suyos.
 

Participará en un programa de reeducación para delincuentes económicos

Tal y como informa este miércoles Instituciones Penitenciarias, Iñaki Urdangarin participará en el nuevo programa de reinserción de delincuentes económicos (PIDECO), iniciativa que pondrá en marcha el ministerio del Interior este próximo mes de enero. 

El programa consiste en la reeducación de los presos condenados por corrupción mediante 32 sesiones, lo que conllevará, aproximadamente, once meses de trabajo. El objetivo de tal programa, explican, es trabajar la autoestima de los presos, sus habilidades sociales, la empatía y otras conductas y comportamientos. 

El programa, que según la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias fue creado hace más de dos años, termina además con un acercamiento entre los presos y sus víctimas, directas o indirectas, para que los delincuentes aprender a asumir su culpa, hagan el paso de pedir perdón a quienes han dañado de una forma u otra y encuentren la manera de reinsertarse en la sociedad como personas renovadas para que nunca más vuelvan a cometer los mismos errores.

Iñaki Urdangarin podría negarse a participar en el programa, pero esto daría pie a que Instituciones Penitenciarias dejara a un lado la aplicación del artículo 100.2 de flexibilización del régimen de vida, obligando al marido de la infanta Cristina a volver definitivamente a la cárcel de Brieva.

En definitiva, se trata de un programa voluntario que podría ser la palanca definitiva de Urdangarin, exduque de Palma, para conseguir su tan ansiado tercer grado. De momento, tras cumplir dos años y medio de los cinco años y diez meses que se le impusieron por su vinculación en el caso Nóos, al deportista se le presenta una ocasión única para recuperar, en parte, su vida y, de paso, avanzar a pasos agigantados hacia su libertad.