Viales con la vacuna del Covid-19

El único de la familia real que ya se ha puesto la vacuna no es Juan Carlos ni Felipe

El motivo ha sido su contacto estrecho con personas vulnerables

El 2021 ha empezado con buenas noticias para el cuñado de Felipe VI. Iñaki Urdangarín cumplió 53 años el pasado 15 de enero y ha recibido los mejores regalos de cumpleaños que podía esperar, la vacuna contra el Covid-19 y alguna que otra ventaja penitenciaria.

Desde junio de 2018, el marido de Infanta Cristina ha estado en la prisión de Brieva cumpliendo condena por varios delitos económicos que salpicaron en su momento a la Familia Real española y ensuciaron su imagen. Iñaki Urdangarín fue condenado a cinco año y diez meses de cárcel por corrupción en el caso Nóos.

Primera vacuna en la familia

Iñaki Urdangarín está en contacto directo con personas que tienen patologías importantes, ya que colabora en el Centro Hogar Don Orione, donde reciben apoyo físico y psicológico.

Por este motivo, el cuñado de Felipe VI ha sido el primer miembro de la Familia Real española en recibir la dosis inicial de la vacuna contra el Covid-19.

Hasta el centro se ha desplazado a primera hora de la mañana de este miércoles el equipo médico encargado de vacunar en la Comunidad de Madrid. Los responsables llevaban las cajas donde se encontraban las primeras dosis para quienes trabajan en el Centro Hogar Don Orione, situado en Pozuelo de Alarcón.

Buenas noticias para el exjugador de balonmano

El yerno del rey Juan Carlos está de enhorabuena. Además de recibir la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 hace unas horas comenzaba su nuevo régimen de semilibertad.

Un juez del juzgado de vigilancia penitenciaria número 1 de Castilla y León ha estimado su recurso y le ha concedido el tercer grado penitenciario. De esta forma Iñaki Urdangarín trabajará fuera de prisión, regresará al Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares para dormir y disfrutará de todos los fines de semana libres. Esto le permitirá estar más cerca de su mujer y sus hijos, a quienes hasta ahora veía cada vez que le concedían un permiso penitenciario.

Gracias a ello también su 'voluntariado' en el centro madrileño se extenderá de lunes a viernes, mientras que hasta ahora solo acudía tres días por semana.

El juez ha observado que su pronóstico de reincidencia es «bajo», teniendo en cuenta los informes profesiones que integran por unanimidad la Junta de Tratamiento de la prisión.

«Ello determina que la evolución del interno sigue siendo favorable y satisfactoria, sin que consten sanciones o incidencia en el disfrute de los permisos, hasta ahora siete, que le han sido concedidos», recoge el auto.

«El resto de motivos alegados por el recurrente, son objetivo y constables. Lleva cumplidos dos años y casi siete meses de su condena de cinco años y diez meses de prisión, estando cercana la fecha de cumplimiento de la mitad, prevista para el 12 de mayo de 2021, sin que, por otra parte, tal límite temporal, sea requisito legal exigido para el acceso al tercer grado, o factor determinante por si solo para el mantenimiento en segundo grado», añade el documento.

Además, el cuñado de Felipe VI se someterá al recién creado programa de tratamiento para delincuentes económicos, el PIDECO. Que Iñaki Urdangarín participe en este proyecto resulta beneficioso «para reforzar su tratamiento penitenciario», según el juez.

Todo apunta a que este miércoles, una vez concluida su jornada laboral en el Centro Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón, el marido de la infanta Cristina no tendrá que regresar al Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García, sino que podrá disfrutar de la tarde libre. Será por la noche cuando Iñaki Urdangarín tenga que volver al lugar donde le toca cumplir el resto de su condena.