Iñaki Urdangarin no levanta cabeza: nuevo mazazo en la cárcel

El marido de la infanta Cristina no tendrá el tercer grado de momento

Iñaki Urdangarín subiendo a su coche
Iñaki Urdangarin recibe malas noticias sobre su petición del tercer grado   | GTRES

Malas noticias para Urdangarin. El exduque de Palma ha luchado para que le concedieran el tercer grado, es decir, el régimen de semilibertad que le permitiría pasar más tiempo fuera de la prisión, pero de momento no podrá ser a causa de la oposición de la Fiscalía.

Fue el pasado 17 de julio cuando Instituciones Penitenciarias se negaron a concederle el tercer grado, algo a lo que el marido de la infanta Cristina presentó un recurso y el tribunal le concedió el tercer grado, aunque la alegría le ha durado poco a Urdangarin.

La Fiscalía de Valladolid ha decidido oponerse a la semilibertad de Urdangarin al considerar que «denota una evolución favorable pero entendemos que no suficiente para su progresión» y que el marido de la infanta Cristina no ha cumplido todavía ni la mitad de su condena, requisito habitual para conceder un tercer grado.

Fiscalía aclara sus motivos para su oposición

Fiscalía aclara que Iñaki Urdangarin «no es un delincuente al uso» y que concederle el tercer grado generaría alarma social, puesto que por los delitos que cometió tiene «cotas muy superiores de desvalor respecto a la ejemplaridad e integridad socialmente esperadas».

De momento pero, Iñaki sí ha podido retomar su voluntariado en el Hogar Don Orione, pues a principios de agosto, Iñaki tuvo que dejar de acudir allí a causa de un brote de coronavirus en las instalaciones. Urdangarin dio negativo en las pruebas, pero se optó por suspender las visitas al centro y el trabajo de los voluntarios. 

Ahora, con el brote controlado, Iñaki ha podido retomar su labor en Don Orione, labor que le gusta mucho como ha confesado su abogado, y como podemos ver en el vídeo sobre estas líneas. Vestido de manera informal y con la mascarilla, Urdangarin llegaba al centro a primera hora de la mañana.


Comentarios

envía el comentario