El rey Felipe en 1995 con la modelo Gigi Howard con unos amigos en Nueva York

Gigi, la novia del Rey Felipe y el 'escándalo' que se silenció en España

Pilar Eyre ha revelado este suceso que pone de manifiesto la censura a la prensa hace 25 años

La periodista Pilar Eyre ha sacado a la luz un escándalo protagonizado por Felipe de Borbón hace ya 25 años. Una historia del pasado que cuenta con una protagonista inesperada: Gigi Howard, una modelo con la que el actual rey mantuvo una relación que estuvo alejada del foco mediático.

En aquel momento, el joven príncipe campaba a sus anchas y llevaba una vida 'alocada' que en cualquier otro lugar del mundo habría supuesto un cisma en la institución que representa, pero que la censura de los medios de comunicación españoles permitieron mantener bajo llave.

Gigi Howard, la modelo y gran amor de juventud de Felipe VI

Durante su juventud, Felipe VI tuvo la oportunidad de ocultar su vida privada y sus relaciones sentimentales con el beneplácito de los medios de comunicación españoles.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Tal y como recuerda Pilar Eyre en su blog de 'Lecturas', hace un cuarto de siglo las informaciones se referían hacia las novias del entonces Príncipe de Asturias bajo el nombre de «acompañantes» o «amistades», ya que «la prensa recibía serias advertencias, tanto de Moncloa como de Zarzuela, para no tratar su vida privada».

El marido de Letizia se amparaba en esa protección para vivir su vida con libertad y la prensa se encargaba de ocultar los amores del príncipe que Zarzuela consideraba inconvenientes para la monarquía.

Una de esas historias de amor que intentaron mantener oculta fue su relación con la modelo estadounidense Gigi Howard hace 25 años, a quién conoció durante su formación en Georgetown a través de su primo Pablo de Grecia y su entonces novia Chantal.

«Un metro ochenta de medidas perfectas, voluptuosa, de larga melena hasta la cintura, sexy y liberada, era el prototipo de chica que le gustaba», son las palabras que utiliza Pilar Eyre para describir a una joven que consiguió conquistar a Felipe, con quien vivió un año de libertad y pasión absoluta que permaneció ajena a la prensa española.

Mientras en Francia la revista especializada en la realeza, 'Point de Vue', ya hablaba del «amor loco de Felipe por la americana», en España la prensa empezaba tímidamente a preguntarse por aquella joven de belleza absoluta: «Gigi Howard ¿la nueva Grace Kelly española?».

El 'escándalo' de Felipe VI durante su relación con Gigi Howard que fue acallado

A pesar de la discreción de la prensa, las fotografías de la pareja disfrutando de costosas estancias y experiencias en el extranjero acabaron saliendo a la luz y provocaron un revuelo en la Casa Real por la imagen que se ofrecía del príncipe en una España azotada por la crisis. 

«Caminaban cogidos de la mano por Manhattan, seguían el circuito social de la jet set, comidas en Le Cirque o Côte Basque, los restaurantes más caros de Nueva York, fueron a la isla de Saint Martins, donde juguetearon sensualmente…», señala la periodista sobre una estancia que, según la revista 'Tiempo', habría estado costado medio millón de pesetas.

Aunque Pilar Eyre recuerda que las «fotografías más fuertes se guardaron en un cajón», asegura que la publicación de dichas imágenes llevó a los estamentos oficiales de la monarquía a reprender y advertir seriamente a la prensa por la indiscreción sobre la vida del príncipe.

Sin embargo, la advertencia no fue tomada en cuenta por algunos medios españoles y se produjo un episodio que podría ser «'un escarmiento' de Casa Real a los periodistas, como insinúa el biógrafo oficial de Felipe, José Apezarena», recoge Pilar Eyre en 'Lecturas'.

Aquel episodio tuvo como protagonista a un reportero español que se desplazó hasta Nueva York para realizar un reportaje sobre Gigi, una labor que no pudo completar tras ser detenido por los federales en EE.UU.

«'Alguien' denunció que había realizado escuchas telefónicas ilegales a la muchacha, un delito federal gravísimo en EE UU, y estuvo un año en prisión, sin que Zarzuela hiciera la más mínima gestión para atenuar su condena, aunque el periodista siempre se manifestó inocente e incluso envió una carta a don Juan Carlos pidiéndole amparo que no obtuvo respuesta. Gigi debió testificar, ¡una 'amiga' de Felipe declarando!», señala la periodista para concluir con este relato que quizás pueda poner a Felipe VI contra las cuerdas.