La infanta Elena en un acto institucional

La última foto de la infanta Elena deja a su familia hundida: No está bien

La hermana del rey Felipe no tiene la compañía de nadie

La infanta Elena  es uno de los miembros de la Familia Real que menos se ha ocultado durante este confinamiento. La hija mayor del rey se ha dejado ver en múltiples ocasiones aplaudiendo a los sanitarios desde el balcón de su casa.

La primogénita de los eméritos está teniendo una vida totalmente diferente al resto de sus familiares, la madre de Froilán  y Victoria Federica está viviendo sola, y al parecer no tiene la compañía de nadie.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La familia de Elena  podría estar muy preocupada por ella, ya que es el único miembro de la Familia Real que se encuentra en solitario en estos momentos. La hermana del rey sigue dejándose ver mientras sale a pasear a su perro, algo que ha estado haciendo durante todo el confinamiento, respetando todas las medidas de seguridad.

Lo que más ha sorprendido sobre la infanta han sido sus dotes cantando, ya que apareció interpretando junto a varios amigos la canción del Dúo Dinámico ‘Resistiré’, la cual se ha convertido en todo un himno de la cuarentena.

La soledad de la infanta Elena

La soledad de la infanta es evidente, sus hijos están fuera, Victoria Federica en Jaén con su novio el DJ Bárcenas, y Froilán  en Málaga con un amigo. Pese a la corta edad de los dos, parece que han decidido independizarse de manera definitiva, por lo que su madre seguirá sola una vez se acabe la desescalada. Aunque Victoria Federica ya ha vuelto de Jaén, no hay constancia de que el reencuentro entre madre e hija se haya producido.

La única compañía de la hermana del rey Felipe  está siendo su perro, que como decimos, lo saca a pasear varias veces al día. En su último paseo hemos podido ver a una infanta un tanto cabizbaja y triste, al parecer el confinamiento le habría afectado bastante, al igual que muchos españoles que lo han tenido que pasar en la más absoluta soledad.

Su 'look' para salir a pasear a su mascota ha sido de lo más patriota posible, no solo por llevar la mítica correa con los colores de la bandera española, sino por el detalle de su mascarilla, una pequeña bandera española bordada en un extremo.