Imagen de la Reina Letizia y de el Rey Felipe VI con un gran tapiz de fondo

La Fiscalía da una pésima noticia a Felipe y Letizia tras las informaciones de ayer

Diversos miembros de la familia real podrían estar expuestos a una causa ordinaria

La casa Real no está atravesando por su mejor momento. Desde que en 2011 Iñaki Urdangarín fuese el primer miembro de la Familia Real en ser imputado por 'caso Nóos', los escándalos no han dejado de cesar entre la familia, llegando incluso a afectar a la infanta Cristina, quién fue investigada en 2013 por diversos delitos en el marco del 'caso Nóos'.

Sin duda, en los últimos años no todos han gozado de la inviolabilidad de la que ha disfrutado el rey emérito Don Juan Carlos. Tanto es así que la fiscalía ya mantiene abierras diversas diligencias contra los hijos y los nietos del monarca.

La familia del rey emérito, expuesta a una causa ordinaria

logo TwitterNUEVO Y GRATIS: Las noticias que a ti te gustan, ahora también en Twitter. No esperes más, pincha ahora aquí y síguenos ya. ¡TE ESPERAMOS!

Tras la abdicación del rey Don Juan Carlos, la ley Orgánica 4/2014 se modificó con el fin de extender el aforamiento del que disponían algunos miembros de la familia. Desde la adjudicación del rey emérito, son las salas de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Supremo quienes se ocupan de enjuiciar e instruir todas las acciones que se presenten contra el Rey, la Reina consorte, la Princesa o Príncipe de Asturias y su consorte, así como contra el Rey o Reina que hubiere abdicado y su consorte.

Esto quiere decir que Juan Carlos, la reina emérita Sofía, Felipe VI y la reina Letizia, y la princesa de Asturias son aforados.

Por otra parte, la ley de enjuiciamiento criminal también recoge cómo deben actuar los familiares del rey emérito si son citados a declarar ante un juez. En concreto, el rey, la reina, sus respectivos cónyugues y la princesa de Asturias no tienen obligación de hacerlo, pero los demás miembros de la familia sí.

Tres líneas de investigación sobre el rey Juan Carlos

Por el momento existen tres líneas de investigación abiertas contra el rey emérito que se encuentran e manos de varios miembros de la fiscalía. El equipo está dirigido por Juan Ignacio Campos, jefe del área penas del Ministerio Público en el alto tribunal y cuenta con tres especialistas en derecho penal económico y con Rosa Ana Morán, jefa de la Unidad Especializada de Cooperación Penal Internacional.

La primera línea de investigación está relacionada con el AVE a la meca y solo afecta al rey emérito Don Juan Carlos. Tal y como ha avanzado 'El Confidencial', las irregularidades vinculadas con esta línea de investigación quedan anuladas por la inviolabilidad del monarca.

La segunda línea de investigación sí que afectaría a varios de los familiares del rey. En esta línea se investiga si el rey emérito pudo cometer delitos fiscales al  percibir abonos del millonario mexicano Allen Sanginés-Krause. Dichos hechos habrían tenido lugar entre 2015 y 2018, cuando el rey ya había abdicado, por lo que podría ser juzgado.

También están siendo juzgados varios miembros de la Casa Real que podrían haber disfrutado de los abonos de Saginés-Krause sin declararlos. Por el momento, ya se han visto afectadas la infanta Elena y su hija, Victoria Federica, cuya yegua de competición ha sido pagada por el multimillonario mexicano.

La tercera línea de investigación parte de una alerta emitida por el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac). Al parecer, se habrían detectado 10 millones de euros en isla de Jersey, un paraíso fiscal, aunque por el momento se desconoce si algún otro miembros de la Casa Real, además del rey Juan Carlos, se ha beneficiado de esta suma de dinero.

Sin duda, la segunda línea de investigación es la que trae de cabeza a gran parte de la Familia Real, ya que además de verse afectado el rey emérito, el escándalo también podría salpicar a sus más allegados.