El Rey Felipe VI y la Reina Letizia vestidos de negro con mascarilla

'Algo raro esconden': el fin de semana de Felipe sin Letizia y el silencio actual

El Rey permanece aislado desde el pasado lunes

El pasado lunes 23 de noviembre, desde la Casa Real anunciaban que Felipe VI se había visto obligado a cancelar su agenda oficial por haber estado en contacto con una persona positiva en coronavirus. Sin embargo, tanto Letizia como sus hijas han seguido su rutina con normalidad, algo que ha dado mucho que hablar y que ha incrementado los rumores de crisis entre los monarcas. 

Desde la Zarzuela no han explicado si el monarca se ha hecho la prueba para confirmar si se ha contagiado o no y se han limitado a destacar que «se están siguiendo en todo momento los protocolos sanitarios».

Aunque en el comunicado que hicieron desde la Casa Real no dijeron quién había sido la persona que podría haber contagiado al hijo de doña Sofía, el periodista Juan Luis Galiacho destapó el nombre de Álvaro Fuster

El amigo de Felipe VI empezó a tener síntomas de lo que podría ser Covid-19 el pasado domingo por la noche. Por esta razón, y siguiendo las pautas que marca el Ministerio de Sanidad, avisó al Rey, quien desde entonces está realizando una cuarentena de diez días. 

Sin embargo, no se sabe cuándo ni cómo sucedió la salida del padre de la princesa Leonor y la infanta Sofía junto a sus amigos y sin sus mujeres. 

Aunque no suelen salir a la luz frecuentemente, las escapadas de Felipe VI sin Letizia se dan en más ocasiones de lo que se conoce. Álvaro Fuster y su hermano Ricky son habituales en estas reuniones. 

Pero en esta ocasión, a diferencia de otras, no se ha filtrado la información sobre el lugar donde se encontraron los amigos. 

Se barajan dos opciones

Según ha informado 'Vanitais', son dos las opciones que se están barajando: una reunión solo de chicos o una participación en una caza de montería

Dos actividades en las que no habría participado Letizia y que habrían supuesto que no haya tenido contacto con Álvaro Fuster y que, por lo tanto, pueda seguir con su agenda oficial. 

A la asturiana nunca le ha gustado participar en las reuniones de caza y siempre ha aprovechado estas jornadas para montar a caballo. Solo acompañaba a Felipe VI cuando él todavía era Príncipe de Asturias, pero tras el nacimiento de Leonor, abandonó de forma definitiva las salidas a los cotos. 

Letizia toma las riendas en los actos oficiales

La cuarentena del jefe de Estado ha supuesto que sea Letizia la que tenga que adquirir un protagonismo que no es habitual para la consorte del Rey. 

La asturiana está pronunciado por primera vez discursos que le correspondería leer a Felipe VI. Así sucedió el pasado miércoles 25 de noviembre cuando inauguró la Tourism Innovation Summit en Sevilla y lo repetirá la próxima semana en Valencia. 

«Un saludo con todo cariño del Rey», dijo la asturiana durante su discurso. Además, señaló en un tono bromista que su marido «le había dado mucha envidia» cuando se despidió de él por la mañana antes de viajar a la capital andaluza.

A pesar de que Letizia ha intervenido en numerosas ocasiones en actos que ella misma preside, nunca lo había hecho en el nombre de su marido.

En España no existe ninguna regulación legal sobre la figura del cónyuge del titular de la Corona. «La Reina consorte o el consorte de la Reina no podrán asumir funciones constitucionales, salvo lo dispuesto para la Regencia», se puede leer en el artículo 58 de la Constitución.

Además, el documento destaca que en el caso de incapacidad o fallecimiento del Rey, el padre o madre del heredero o heredera «entrará a ejercer inmediatamente» la Regencia en caso de que fuera menor de edad. 

Pese a seguir asilado, Felipe VI participará de forma telemática este viernes en la inauguración del V Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo que tiene lugar en Barcelona.