Felipe VI durante su proclamación como rey

El rey Felipe, roto, muere otra familiar suya: María Inmaculada de Borbón

La familia Borbón ha perdido a varios miembros durante esta crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus ha traído consigo un elevado número de contagiados y de fallecidos. Muchas familias han perdido a seres queridos durante la pandemia, bien por esta misma o bien por otras causas, y entre esas se encuentra la Borbón, la del rey Felipe VI. En concreto, hasta el momento en el seno de esa han perdido la vida la hermana y la madre de Olivia de Borbón, Cristina Elena de Borbón y Beatrice Borbón respectivamente; la princesa María Galitzine, María Teresa de Borbón y Diana de Borbón.

No obstante, ahora a esas acaba de sumarse una muerte más. Nos estamos refiriendo a la de María Inmaculada de Borbón-Dos Sicilias Lubomirska, que ha fallecido a los 83 años.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Esa mujer, nacida en Varsovia y que fue hija de la princesa polaca Cecilia Lubomirska, era prima de la abuela materna del actual monarca (María de las Mercedes de Borbón y Orleans), por lo que era tía segunda del rey Juan Carlos I.

Es cierto que María Inmaculada siempre se mantuvo alejada de los focos mediáticos pues prefirió estar centrada en su familia, la que formó con Miguel García de Sáez con el que tuvo dos hijos: José Luis e Ilia.

Sin embargo, esa discreción se esfumó cuando, sin quererlo, se convirtió en noticia allá por 2013 cuando fue imputada en la llamada Operación Emperador, que fue un caso de una importante red de corrupción. En concreto, consistió en introducir dinero opaco de Suiza en España a través de la figura china de Gao Ping.

Por otra parte, hay que conocer que, a lo largo de su vida, fue muy puntual la relación que mantuvo con la Familia Real. No obstante, eso no impidió que no acudiera como invitada a las bodas de los reyes Felipe y Letizia, a la de la infanta Elena con Jaime de Marichalar y a la de la infanta Cristina con Iñaki Urdangarin. Eso sin olvidar que el ahora monarca y su madre, la reina Sofía, no dudaron en acudir al tanatorio y al posterior funeral cuando recientemente murió la hermana de María Inmaculada.