La reina Letizia sonriendo junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía

'Exigente, pero extremadamente cariñosa': el papel de la reina Letizia como madre

El trato de la reina a sus hijas siempre se ha cuestionado y puesto en entredicho

La severidad con la que la reina Letizia parece educar a sus hijas, siempre ha sido un tema de debate, ya que muchos consideran que en ocasiones es demasiado exigente con ellas y que las limita muchísimo a la hora de poder comportarse como otras niñas de su edad.

Y es que en el fondo no son más que dos adolescentes que deben asumir grandes responsabilidades. Sobre todo Leonor, que se convertirá en futura reina de España, y en la que la reina habría centrado la mayor parte de su atención. Así, la joven a sus quince años deberá hacer ciertos sacrificios, y el primero de ellos es irse a estudiar al extranjero durante los próximos años.

Un gran paso para la princesa, que ya ha demostrado que es capaz de atender en solitario su primer acto público. Un momento que demuestra que ya está más que lista de cara al futuro papel que le toca desempeñar. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Sin embargo, que Leonor se vaya a Gales este próximo verano, ya que estudiará en el prestigioso UWC Atlantic College, no quita que la reina Letizia sienta una gran preocupación a la hora de dejar a su hija irse lejos de casa y rodearse de otras chicas que quizás sean algo más problématicas. 

Un ejemplo muy claro es el de Alexia de Holanda, hija de los reyes Máxima y Guillermo, que también estudiará en el mismo colegio. La joven ha demostrado más de un acto de rebeldía, desobedeciendo a sus padres a la hora de no exponerse en redes sociales.

Por otro lado, según indican aquellas fuentes cercanas a la reina y sus hijas, esa imagen de madre controladora dista mucho de la realidad. Aunque, eso sí, no piensa permitir que nadie interceda entre ella y 'sus niñas'. «Letizia ha hecho de la educación de sus hijas su objetivo principal y prefiere que en esa misión no medien, al menos por el momento, terceras personas», explica el periodista José Antonio Zarzalejos en su libro, donde narra de cerca cómo entiende la educación que da tanto a Leonor como a Sofía

«Letizia consigue de sus hijas los comportamientos a los que aspira de ellas mediante la persuasión y la implicación personal en su vida, sean estudios, amistades, tiempo de ocio o aprendizajes. Es exigente, pero extremadamente cariñosa con ellas y afable con sus amigas y compañeras», explica.  

Además, Zarzalejos recalca que «la reina consorte trata de dosificar la conciencia de gravedad de su destino a la princesa de Asturias, con la creación de un ambiente de hogar que la construya emocionalmente para que el recuerdo de su infancia y adolescencia le resulte gratificante en el duro porvenir que le espera».

Es decir, que dentro de lo estricta que puede llegar a ser, intenta crear bonitos recuerdos para la princesa, esperando que eso la ayude a la hora de sobrellevar las responsabilidades que debe encarar en un futuro. Y, lo cierto es que son muchos los que coinciden en la opinión de que no es fácil estar en el lugar de la reina Letizia.

Según recoge 'Vanitatis', muchas de las personalidades que han coincidido con la reina y sus hijas en algún acto público, han podido comprobar de cerca esa faceta de la monarca. «Yo creo que Letizia, al margen de su labor como reina, ofrece una imagen de madre comprometida. De madre muy involucrada en la educación de sus hijas. Algo especialmente importante por la responsabilidad añadida que supone educar a una futura reina», asegura Cristina Cifuentes

«Sin duda, doña Letizia es una madre estricta, en el sentido de imponer una férrea disciplina a sus hijas, pero al tiempo también se percibe claramente que es una madre muy cariñosa, constantemente pendiente de las niñas. A mi juicio, combina perfectamente las dos facetas: la de madre educadora y madre amorosa».