Primer plano del Rey Felipe VI con el traje del ejercito

El estado de salud del rey Felipe tras tener contacto con el coronavirus en Zarzuela

El jefe de Estado se ha visto obligado a anular su agenda oficial durante 10 días

La Casa Real anunció hace unos días que Felipe VI debía realizar una cuarentena obligatoria por haber estado en contacto con un posible portador del virus y que le ha obligado a cancelar su agenda durante 10 días. Aunque mantuvieron a esa persona en el anonimato, ahora desde el medio 'Informalia' han podido saber de quién se trataba y el estado de salud del Rey y de su familia. 

El pasado domingo 22 de noviembre por la mañana, Álvaro Fuster, amigo del actual jefe de Estado desde el colegio, visitó al padre de la princesa Leonor y de la infanta Sofía en la Zarzuela.

Solo unas horas más tarde, el lunes, empezó a encontrarse mal y a sentir «algunas molestias leves, como cierto dolor de garganta». Fue entonces cuando Álvaro decidió hacerse la prueba de coronavirus y resultó ser positivo. Inmediatamente avisó a las personas con las que había estado en contacto, entre las que está Felipe VI. 

Según han informado algunas fuentes a 'Informalia', la Reina no se encontraba en el palacio cuando Álvaro Fuster visitó al Rey. «Letizia no estaba», sentencian con rotundidad.

A pesar de que Felipe VI no descubrió hasta el lunes que había estado en contacto con una persona positiva en coronavirus, su capacidad de contagio sería nula en el caso de que él también hubiera contraído la enfermedad.

Esto se debe a que a penas llevaría 24 horas infectado y, por lo tanto, llevaría tan poco tiempo portando el virus que no tendría capacidad de transmitirlo, tal y como señalan los expertos al mismo medio.

De esta forma, si no hubiera guardado las precauciones debidas con Letizia o con sus hijas durante las primeras horas, ninguna de las tres debería preocuparse ni tampoco someterse a una cuarentena. Por este motivo, mientras que Felipe Vi se encuentra aislado, su mujer ha seguido con su agenda oficial. 

Aunque no se sabe si pasadas las 24 horas, los reyes tuvieron algún tipo de contacto, lo que sí que parece seguro es que hicieron planes por separado durante el fin de semana o, al menos, durante parte de él. 

El hijo de doña Sofía y don Juan Carlos se reunió con varios amigos, entre los que se encontraba Álvaro Fuster, sin la presencia de ninguna de las mujeres de los presentes.

Una gran amistad

Álvaro Fuster y Felipe VI son amigos desde que coincidieron cuando eran niños en el colegio Santa María de los Rosales, al que ahora asisten la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Su amistad se afianzó durante la adolescencia, cuando el empresario intentaba hacer todo lo posible para que los escarceos del actual jefe de Estado no fueran descubiertos por la prensa. 

En consecuencia, Álvaro se convirtió en uno de los mejores amigos del hijo de don Juan Carlos. Le ayudó a esconder sus salidas con Isabel Sartorious y, posteriormente, con Eva Sannum. Tan lejos llegó su amistad que en mayo del 2004, cuando se casó con Letizia, fue uno de los testigos de la boda.

El gran amigo de Felipe VI también tuvo gran fama de conquistador durante su adolescencia e incluso llegó a ser protagonista de la prensa en alguna ocasión por su relación Anne Igartiburu.

Además, también vivió un romance en Elisabeth Thomspon, la modelo estadounidense que se dio a conocer en España gracias a su paso por 'Supervivientes'. 

Finalmente, Álvaro Fuster sentó la cabeza con la exnovia de Carlos Baute, Beatriz Mira. Celebraron su boda en marzo de 2012, una ceremonia a la que asistieron los entonces príncipes de Asturias. 

También estuvieron presentes otras figuras muy reconocidas como Fiona Ferrer, Beltrán Gómez Acebedo, Amaia Salamanca, Rosauro Varo o Cristina y Victoria de Brobón dos Sicilias. Así como la propia Isabel Sartorious, quien mantuvo una relación el hermano del empresario durante algunos años.