Primer plano de la Reina Letizia

Desvela todos los detalles más íntimos. Letizia ya no puede más

La sobrina de la reina, Carla Vigo, lo ha explicado todo sobre su vida

La etapa que estamos viviendo de confinamiento está sirviendo para que muchos famosos muestren sus casas por dentro, así como nos enseñen algo de su vida privada. Carla Vigo, la sobrina de Letizia  no ha sido menos y ha querido explicar algún detalle íntimo de su vida.

La joven ha aprovechado estos días de confinamiento para que sus seguidores descubran algunas cosas de ella que hasta ahora desconocían. Carla Vigo ha compartido en las historias de su Instagram varias imágenes en las que cuenta 60 cosas sobre ella, alguna de ellas que todavía no se sabían. Esto, lo que aparentemente parece un simple juego, habría enfadado mucho a la reina Letizia, ya que detesta que su sobrina exponga tan abiertamente su vida privada.

Las confesiones de Carla Vigo

Este peculiar juego ha comenzado suave, donde la joven ha reconocido que si fuese un animal le gustaría ser una pantera. El problema que puede tener Carla Vigo es bastante importante, ya que en una de las preguntas ha reconocido, pese a su corta edad, que fuma y bebe, algo que desde la Casa Real  está muy mal visto, sobre todo para la reina que está en contra del tabaquismo en los jóvenes.

Veremos si Letizia  da un toque de atención a su sobrina, que hasta ahora tenía su perfil de Instagram  privado, pero desde hace unos meses se lo hizo público, algo que tampoco gustó a la mujer de Felipe.

Respecto a su estado sentimental, la joven ha afirmado que está soltera, que cree en el amor a primera vista, pero que todavía no ha encontrado a nadie. Lo primero que se fija de otra persona es en su sonrisa. Lo que sí que ha reconocido es que tiene un amor platónico.

Este juego le puede salir muy caro, ya que Carla Vigo rompe por completo con los estereotipos de Letizia. Sus ganas de darse a conocer están irritando mucho a la reina, ya que a través de Instagram, Carla Vigo ha reconocido que fuma y bebe, algo que probablemente desconocía Letizia y que seguro que no le hace ni pizca de gracia. La monarca ya no puede más con su sobrina.