Descubren el lugar secreto donde Iñaki Urdangarin está con la infanta Cristina

El ex jugador de balonmano está disfrutando de un nuevo permiso

Iñaki Urdangarín paseando con su mujer la Infanta Cristina
Iñaki Urdangarín y su mujer la Infanta Cristina están aprovechando del nuevo permiso | GTRES

Con todo el escándalo que rodea al rey emérito muchos son los que ya se han olvidado de Iñaki Urdangarin. Juan Carlos ha conseguido eclipsar al ex jugador de balonmano que lleva varios años ingresado en prisión.

Han salido varios datos a la luz del actual estado de Urdangarin y su mujer la infanta Cristina. Esta misma semana la hija del rey emérito ha ido a recoger a su marido al Hogar Don Orione, lugar donde el ex jugador de la Selección Española de Balonmano hace su voluntariado.

'Vanitatis' ha podido saber en primicia que el matrimonio se ha ido a Barcelona durante este fin de semana. El citado medio confirma que la pareja estará en la localidad catalana hasta el próximo jueves. 

Iñaki Urdangarin está en Barcelona

Parece que la infanta quiere aprovechar al máximo todos los permisos de un Iñaki Urdangarin que cada vez está más cerca de la libertad total. 'Vanitatis' ha explicado que este viaje se debe a que Iñaki Urdangarin quería ver a su hijo Pablo, que se encuentra viviendo en Barcelona. Este viaje ha sido prácticamente en secreto, ya que el matrimonio buscar la máxima discreción siempre.

Sin embargo, medios como 'Vanitatis' se han hecho eco de este viaje secreto. Durante muchos años la infanta ha sido muy perseguida por la prensa, motivo por el que ha pasado gran parte de tiempo en Ginebra, alejada de todo. Todavía se desconoce donde residirá el matrimonio cuando Iñaki Urdangarin obtenga la libertad. Los hijos del matrimonio están bastante repartidos, pues uno vive en Barcelona, otro juega al balonmano en Francia y la pequeña en Ginebra con su madre.

Barcelona es una ciudad que siempre les ha gustado. Urdangarin pasó muchos años allí mientras jugaba con el F.C Barcelona. El problema ahora mismo sería el seguimiento de la prensa, ya que la localidad catalana es un lugar muy poco tranquilo en este aspecto.

De momento, y según cuenta 'Vanitatis', el matrimonio está aprovechando este permiso de Urdangarin para estar con su hijo Pablo en la Barcelona. Con la denegación del tercer grado, la familia del ex jugador de balonmano tendrá que esperar para estar cerca de él.

Mientras no llega esa libertad, Urdangarin sigue muy implicado con su voluntariado. El futuro dirá si Barcelona será la casa de los duques de Palma o si por el contrario deciden instalarse de manera definitiva en Ginebra, para así alejarse de todo el foco mediático, que además ha crecido tras todos los escándalos de Juan Carlos.


Comentarios

envía el comentario