Hallan desorientada a Blanca, la española desaparecida hace 25 años en León

La mujer se encontraba sola en su domicilio y muy deshidratada

Fotografía de Blanca cuando desapareció
Blanca cuando desapareció en 1995 | El Comercio

Una desaparición que tuvo lugar hace 25 años en León ha sido resuelta con final feliz. La mujer, que se dio por desaparecida a la edad de 43 años en 1995, fue encontrada muy desorientada en su domicilio de Siero y en estado agudo de deshidratación este pasado fin de semana.

Fue una alerta de los vecinos de la urbanización de La Fresneda, en Siero, lo que hizo que el sábado la Policía Local se desplazara hasta el citado domicilio, pues los vecinos alertaron de que llevaban varios días sin ver a una de sus vecinas que vivía sola. Se llamaba Eva y llevaba años residiendo ahí.

Los agentes se desplazaron hasta la vivienda el pasado sábado por la mañana y tuvieron que forzar una de las ventanas para que los facultativos del Servicio de Salud del Principado pudieran acceder al interior, ya que el inmueble estaba cerrado por dentro con llave.

La Policía Local vio que la mujer estaba consciente, sentada en el suelo, sin poder moverse, desorientada y con un cuadro de deshidratación aguda, según ha informado este martes el Ayuntamiento de Siero.

Gran sorpresa por su hallazgo

La sorpresa fue mayúscula cuando la policía local encontró que la mujer que entonces tenía 68 años y que era conocida por el nombre de Eva, en realidad era una mujer desaparecida muchos años antes llamada Blanca. Todo sucedió porque tuvieron que realizar numerosas gestiones para poder localizar a sus familiares más cercanos, pero como la mujer estaba muy desorientada y apenas podía hablar, finalmente la identificaron con su identidad real, que responde a Blanca M.O.A.

La mujer fue trasladada en una ambulancia al hospital donde permanece ingresada con pronóstico reservado. Su caso ha sido comunicado a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Siero para su seguimiento y asistencia.

Desde su desaparición, varias líneas de investigación fueron iniciadas en su día. Entre otras hipótesis de su paradero, se llegó a pensar que podría haber muerto ahogada, después de que se encontrara el cadáver de una mujer en la costa de Cantabria en 2001; pero los análisis de ADN descartaron esta hipótesis. Ahora queda por saber si su desaparición fue voluntaria, porqué no informó a su familia y donde ha estado todos estos años.

 

Comentarios

envía el comentario