Un joven español, 2 meses desparecido en la montaña: 'Tiene que ser muy duro'

Dos meses después del siniestro, que tuvo lugar el pasado 12 de agosto, continúa en Suiza la búsqueda de Diego Maeztu

Continúa la búsqueda del joven español desaparecido en Suiza
Los tres fallecidos procedían de Navarra, aunque el desaparecido es de Bilbao (País Vasco) | Eitb.eus

La búsqueda del vecino de la localidad navarra de Allo Diego Maeztu continúa en Suiza dos meses después del accidente que costó la vida a tres compañeros con los que practicaba barranquismo.

En el accidente fallecieron Mikel Zabalza, de 29 años, natural de Huarte Arakil; Mikel Lasa, de 33, vecino de Allo; y Tontxu González, de 48, residente en Güeñes (Vizcaya).

Dos meses después del siniestro, que tuvo lugar el pasado 12 de agosto, continúa en Suiza la búsqueda de Diego Maeztu, el cuarto miembro del grupo que se vio sorprendido por una tormenta cuando practicaba barranquismo.

La alcaldesa de Allo, Susana Castanera, ha señalado a Efe que este cuarto barranquista sigue sin aparecer: «Se sigue la búsqueda, pero no está fructificando, eso es lo malo. Es muy doloroso».

«Yo, personalmente, me acuerdo cada día de estos chicos, de las familias, y ayer especialmente, porque tenía muy presente que hacía dos meses» del accidente, ha afirmado Castanera, quien ha destacado que «es muy difícil de gestionar que te pase una cosa así, tiene que ser muy duro».

Los cuatro turistas, todos con amplia experiencia en el descenso de barrancos, fueron arrastrados por el agua y las rocas durante una fuerte tormenta cuando se encontraban en la garganta Parlitobel de la localidad de Vattis, en el cantón suizo de San Galo (este del país).

Los tres cadáveres fueron encontrados en el embalse de Gigerwald, y desde entonces continúa la búsqueda del cuarto barranquista, con la participación de submarinistas, perros y varios helicópteros.

La búsqueda se llegó a paralizar

La búsqueda del joven se llegó a paralizar a la semana de haberse iniciado a causa de las condiciones climatológicas adversas, pues fueron unas jornadas de muchas lluvias.

Así, se suspendieron las labores de salvamento por cuestiones que tenían que ver exclusivamente con la seguridad de los grupos de rescate que estaban participando en la operación.

La Comunidad de Navarra decretó el luto por el fallecimiento de los tres excursionistas, a la espera de conocer el estado del desaparecido, cuya operación de rescate se reinició y en la que se han dedicado dos meses de esfuerzo.


Comentarios

envía el comentario