Álex Lequio a su llegada al hospital Ruber Internacional

La última hora del estado de salud de Álex Lequio tras 2 años de lucha

El hijo de Ana Obregón sigue luchando incansablemente contra su enfermedad

En plena crisis por el coronavirus, los ciudadanos españoles permanecen en sus hogares preocupados y aguardando la salida de esta alerta sanitaria.

Pero hay muchos casos de personas que, a la crisis de salud pública, le tienen que sumar su drama particular por causa de enfermedades que padecen diferentes al virus. Incluso, en algunos casos los tratamientos se ven interrumpidos u obstaculizados por el coronavirus.

Es el caso de  Álex Lequio, el joven hijo de  Ana Obregón y Alessandro Lequio, que se encuentra confinado en Madrid sin poder viajar a Barcelona para recibir el tratamiento que requería como consecuencia al cáncer que padece desde hace dos años. 

El joven, que recayó de su enfermedad el pasado 18 de febrero, tuvo que ingresar en el  Hospital Ruber Internacional de Madrid e iniciar un nuevo tratamiento contra el cáncer que se alternaría entre la clínica madrileña y el Hospital Quironsaludde Barcelona. 

Sin embargo, el tratamiento aún no habría finalizado y se encontraría en «stand by» por la crisis sanitaria  provocada por el coronavirus

«La familia tenía planeado viajar a la Ciudad Condal para continuar con su lucha, pero la pandemia ha hecho que opten por no trasladarse y que el joven se recupere en su domicilio de La Moraleja  hasta que todo vuelva a la normalidad», según una información publicada en  'El Español'.

Dos años de lucha contra el cáncer

Estos días justamente se cumplen dos años del terrible diagnóstico que le dieron a Álex Lequio. El joven había entrado en quirófano para una pequeña cirugía sin complicaciones y le descubrieron un tumor  que lo mantiene dos años después luchando contra el cáncer. 

Justo mañana se cumplen dos años de las fotografías de Álex Lequio, sus padres y su entonces novia accediendo al Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, un centro especializado en el tratamiento oncológico de la mano del doctor Balsega. 

Tras una primera fase de tratamiento en Nueva York, la familia se trasladó a Nueva Jersey para emprender una segunda etapa, que fue muy breve debido a la buena respuesta al tratamiento.

Aunque la familia siempre ha pedido respeto a la intimidad del joven, ellos mismos han sido los encargados en muchas ocasiones de informar sobre el estado de salud de Álex. El joven empresario, a través de sus redes sociales  siempre ha agradecido el apoyo de sus seguidores.  

El 27 de septiembre de 2018 el joven regresó a España para continuar con su tratamiento, primero en la Clínica de la Universidad de Navarra y después en el Hospital Quironsalud de Barcelona donde trabaja el doctor Baselga que lo atendió en Nueva York. 

La recaída

Tras anunciar en marzo de 2019 el fin de la batalla contra el cáncer, el joven volvía a recaer en septiembre de ese mismo año, teniendo que comenzar una  nueva etapa de tratamientos  y visitas al hospital. 

Fue entonces cuando Lequio comenzó un nuevo tratamiento en el Hospital Quirónsalud de la ciudad de Barcelona. Parecía que su recuperación durante este año iba por buen camino  hasta este último episodio en el que el joven tuvo que ser ingresado en Madrid.