El emotivo mensaje de Sara Carbonero tras fallecer su abuelo paterno

La periodista le ha dedicado unas bonitas palabras a su abuelo a través de Instagram

Sara Carbonero en una imagen de archivo.
Sara Carbonero le ha dedicado unas bonitas palabras a su abuelo paterno | Instagram

Sara Carbonero le ha dedicado unas bonitas palabras a su abuelo paterno. El último año ha sido complicado tanto para la periodista como para Iker Casillas.

En mayo de 2019 el futbolista sufrió un infarto, del que ya se ha recuperado, y semanas después se diagnosticó un tumor en el ovario de Sara para el cual ya ha recibido el correspondiente tratamiento. Este verano la familia también ha recibido un duro golpe al conocer que el abuelo paterno de la periodista había fallecido.

El bonito mensaje de Sara Carbonero

Sara Carbonero ha querido despedirse de él con una bonita fotografía en blanco y negro a través de sus historias de Instagram. En la instantánea aparecía su abuelo besando tiernamente a su abuela, quien les dejo hace ocho años.

 

La abuela y el abuelo de Sara besándose
Sara Carbonero ha dedicado unas tiernas palabras a sus abuelos | 20 minutos

 

La periodista ha acompañado esa tierna fotografía con esta frase: «La historia de amor más bonita del mundo. Juntos por fin», ya que, pesar del dolor que siente por su perdida, le reconforta pensar que sus abuelos están de nuevo reunidos y siguen disfrutando del amor incondicional que se juraron y se profesaron décadas atrás. 

Esta historia de amor que ha conmocionado a todos los seguidores de Carbonero seguirá gravada en la mente de muchos de sus nietos y seres queridos.

El fallecimiento de su abuelo ha coincido con la estancia de Sara en su pueblo natal, Corral de Almaguer, donde se instaló hace semanas para poder disfrutar de una temporada estival tranquila y en compañía de sus primos, tíos y sus hijos Martín y Lucas.

Viejos recuerdos y nuevos comienzos

La periodista recordó todos esos momentos de su infancia y creó nuevos recuerdos con los seres más importantes mientras compartía con ellos todos los ingredientes para disfrutar de una significativa velada: un juego de toda la vida, una misión, unas linternas, una rana que aparece de repente, la luna distinta, buenos amigos, buena conversación, un baño a media noche, un colchón hinchable donde cada día cabe uno más, un «perna de pau» (helado preferido), un poco de música brasilera y muchas risas y complicidad.

La periodista ha aprendido que, en estas vacaciones raras y diferentes, lo importante es improvisar y ver la vida a través de la mirada optimista e inocente de los más pequeños. «Hoy me duermo agradeciendo que la vida nos siga sorprendiendo y regalando momentos únicos y que tengamos la capacidad para apreciarlos. En definitiva, que no perdamos nunca esa mirada de niño que nos haga ver las dificultades como aventuras y oportunidades para crecer», ha declarado.

Aunque este ha sido un duro golpe para toda la familia, a Sara e Iker Casillas le esperan buenas noticias y una nueva etapa llena de momentos maravillosos si se tiene en cuenta que el marido de la periodista ha finalizado su contrato con el Oporto y ahora al portero español se le abrirán las puertas de un nuevo futuro junto a su familia.

 


Comentarios

envía el comentario