Imagen de archivo de Sandra Ortega

Sandra, la mujer más rica de España y desconocida para muchos

La futura heredera de Inditex tiene, además, diversas empresas dedicadas a otras actividades

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

A pesar de tener una familia muy conocida, poco o nada se sabe de Sandra Ortega, la hija menos mediática de Amancio Ortega, fundador de Inditex. Pese a no salir en prensa, la futura heredera de la marca ya es la mujer más rica de España según la revista Forbes.

Sandra, es el miembro de la familia menos conocido del clan. Su  obsesión por preservar su privacidad hace que no se sepa nada de la gallega.

La fortuna de Sandra Ortega

Casada con el amor de su juventud, Pablo Gómez, se crió en un dúplex del paseo de Ronda, Riazor. Con una vida muy modesta y sin lujos, Sandra Ortega ha ido amasando una gran fortuna llegando a fundar una serie de empresas que  la han convertido hoy por hoy en la mujer más rica de España.

Inteligente y disciplinada, la hija de Amancio Ortega siempre ha tenido muy buena mano para los negocios, de hecho las ganancias de sus empresas se contabilizan por millones. En 2001 fundó Rosp Corunna Participaciones Empresarias S.L dedicada a la gestión de actividades de holding. A través de esta empresa administra el 5% de Pharmamar y de el 5% de Inditex.

En 2018, dicha empresa llegó a ingresar 150 millones de euros y a obtener unos beneficios de 103 millones de euros. Gracias a estos ingresos, llegó a acumular un patrimonio de más de 4.371 millones de euros.

No contenta con lo logrado, Sandra Ortega ha fundado, también en 2001, Ferrado Inmuebles, empresa que en la actualidad suma más de 500 millones en activos. A pesar de no conseguir las cifras anteriormente mencionadas, si que ha conseguido generar 9,8 millones de beneficios.

Además de dedicarse al mundo de las inmobiliarias, Sandra Ortega también tiene empresas de dedicadas a la jardinería como Viveros Borrazás, creada en 2002. Sin embargo, esta no ha corrido tan buena suerte como las anteriores, ya que los ingresos en 2018 no superaron los 400.000 euros y las pérdidas se estiman en 90.000 euros.

Su otra empresa de jardinería, Talleres Trebore Jardinería es más solvente, ya que en 2018 llegó a registrar un total de medio millón de euros, aunque terminó con más de 5.000 euros en pérdidas.

Pese a su gran fortuna, Sandra vive sin grandes lujos: conduce un Renault, se tiñe ella el pelo  y no tiene más hobbies que la compañía de su marido y de sus tres hijos: Martiño, Antía y Uxía.