Alt Sardà

Rosa María Sardá: El motivo por el que hace 6 años que no puede trabajar

Está absolutamente apartada del cine, del teatro y de la televisión

Una de las grandes actrices y humoristas de nuestro país es, sin lugar a dudas, la catalana Rosa María Sardá, de 78 años y  ganadora de  dos Premios Goya. Sin embargo, el público hace tiempo que no puede disfrutar de su enorme capacidad interpretativa y de su vis cómica. En concreto, lleva seis años alejada de su profesión y todo porque sufre un cáncer.

Rosa Maria Sardà en el photocall de los Premios Feroz
Rosa Maria Sardà en el photocall de los Premios Feroz | GTRES

En el año 2014 fue cuando se le diagnosticó un cáncer linfático y desde ese momento no ha podido volver al trabajo. Es más, la última que se le ha visto de forma pública fue en diciembre de 2019 concediendo una entrevista a su hermano, Javier Sardá, en 'La Sexta Noche'. Entrevista que fue llevada a cabo para promocionar el libro que ella había escrito, 'Un incidente sin importancia', y en la que llegó a realizar afirmaciones muy duras.

Así, no dudó en subrayar que «Cuando escribí este libro no sabía que estaría condenada a morir de cáncer, pero el bicho sigue ahí. Tengo nuevo tratamiento, pero estoy muy cansada. El año que viene veré qué hago. Igual dejo la medicación y que dure lo que sea, a fin de cuentas tengo 78 años».

Es más, afirmó que «lo único que me queda por hacer es morirme, pero ¡qué complicado es morirse en el primer mundo y qué caro!».

A pesar de estas duras manifestaciones, Rosa María sigue luchando ahora contra esa complicada enfermedad. Lo hace rodeada de sus seres queridos y de sus miles de seguidores, que no dudan en usar las redes sociales para mandarle ánimos a la mujer que tan buenos momentos les dio con sus papeles en películas como '¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?' u 'Ocho apellidos catalanes' así como en obras teatrales como 'Wit' (2006), donde precisamente daba vida a una mujer con cáncer.

Desde aquí queremos mandarle ánimos, mucha energía positiva y los mejores deseos.