Primer plano de Ramoncín sonriente

Ramoncín pierde a sus dos madres en solo 4 años: La triste historia

El artista se tuvo que despedir de su madre biológica, fallecida recientemente por coronavirus en una residencia de Madrid, tras perder a su madre adoptiva.

La crisis del coronavirus está sacudiendo a muchas familias españolas, especialmente por el fallecimiento trágico de nuestros mayores ingresados en las residencias.

Este drama lo pudo vivir en primera persona el cantante y tertuliano Ramoncín tras el fallecimiento de su madre, Antonia,  en la residencia de Collado-Villalba a causa del coronavirus, donde también fallecieron otros diez ancianos de la misma planta. 

El cantante fue el encargado de informar a los medios de comunicación del fallecimiento de su madre. «Tenía 89 años, padecía una demencia avanzada y estaba ingresada desde hace años porque mis hermanas ya no podían cuidarla tanto como necesitaba», relató apesadumbrado en un programa de televisión en el que colabora. 

Según comentó el artista, su madre hacía mucho tiempo que estaba mal a causa de la demencia que le hacía creer «que vivía en los años 60 y que tenía 20 o 25 años» y sufría varios problemas cardiovasculares que sin duda agravaron su situación. El único consuelo que le queda a la familia es que la mujer se marchó sin sufrimiento.

Funeral sin despedida

Al igual que miles de españoles, Ramoncín no pudo despedirse de su madre en primera persona. El confinamiento en la residencia era férreo desde hace semanas, cuando se empezaron a detectar casos de residentes infectados. 

Aunque la mujer falleció el pasado jueves, la situación de colapso en las funerarias ha provocado que el artista aún no tenga consigo las cenizas de su madre.  «Se supone que su cadáver ha estado en el Palacio de Hielo, pero hemos preferido no saberlo, no queremos mortificarnos», señalaba el artista. 

El cadáver de la mujer fue incinerado en la tarde de ayer, pero ningún miembro de la familia ha podido asistir a la cremación.  Tampoco le harán una misa funeral, su despedida oficial la pospondrán para más adelante «cuando todos los hermanos y los nietos podamos quedar a comer en el campo para recordarla», indica con ternura.

Este fallecimiento supone un duro golpe para el cantante, que en tan solo cuatro años se ha tenido que despedir de sus dos madres. Sí, dos. Porque Ramoncín ha tenido una vida que, a pesar de las complicaciones, le ha dado dos madres con las que mantenía un vínculo estrecho.

Madre biológica y adoptiva

La mujer que acaba de fallecer, Antonia, es su madre biológica.  Ella lo trajo al mundo, pero las dificultades que tenía que afrontar por aquel entonces provocaron que  la mujer no se pudiera hacer cargo del bebé. 

Sus tíos, el hermano de su madre y la mujer de este, fueron los encargados de criar a Ramoncín. Manolo y Engracia son para el artista sus verdaderos padres.

Por este motivo, el cantante sufrió enormemente la pérdida de su madre adoptiva hace cuatro años  cuando falleció por causas naturales a los 90 años de edad. 

Considerar a sus tíos como sus padres verdaderos no evitó que el artista retomara el contacto con su madre biológica, que con los años tendría hasta siete hijos con otro hombre.

«Son mis hermanos, estoy muy unido a ellos y me han encargado que me ocupe de todo esto en este momento», señalaba recientemente Ramoncín,  que aprovecha su estancia en Madrid para gestionar todos los trámites administrativos del fallecimiento.

La declaración del estado de alarma  pilló al artista en la capital cuando volvía de un concierto en Salamanca. Las restricciones de movilidad le han impedido pasar este confinamiento con su pareja y sus dos hijos más pequeños, que se encuentran en la finca de Alpedrete. 

El cantante se ha visto obligado a  cancelar la gira de conciertos  que tenía prevista para el verano, aumentando la incertidumbre sobre su futuro laboral en esta situación de alerta sanitaria.