Irene Montero y Pablo Iglesias el 28 de abril del 2019

Una alianza y una mudanza, las pruebas de que Pablo Iglesias e Irene siguen juntos

A pesar de los rumores de ruptura, hay indicios de que la pareja de Podemos permanece unida

En los últimos días, han surgido rumores que indican que Pablo Iglesias e Irene Montero han puesto punto y final a su relación. Se ha publicado que habrían roto tras unos cinco años de relación y tres hijos en común: Leo, Manuel y Aitana.

Hasta el momento, ellos no han confirmado ni desmentido las habladurías. Pero quien sí lo ha hecho ha sido otro medio de nuestro país. Nos estamos refiriendo a Vanitatis.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Esta publicación ha dado a conocer la existencia de varios detalles que vienen a indicar que la pareja no ha roto. Sí, que sigue junta y feliz, compaginando sus diferentes compromisos profesionales con el cuidado de sus pequeños.

Las pruebas que dejan claro que la pareja de Podemos no ha roto

Los rumores de ruptura han venido a aparecer en la última semana. Lo han hecho indicando que el exlíder de Podemos y la política no habían conseguido superar una fuerte crisis que habían atravesado. Igualmente, se han sustentado en que, al parecer, habían puesto a la venta su vivienda en Galapagar.

El medio El Cierre Digital ha sido el que ha publicado este último dato. Lo ha hecho desvelando incluso que dicha venta se ha cerrado por unos 660.000 €. Una cifra que, según recoge, habría hecho ganar a Pablo Iglesias y a Irene Montero unos 45.000 €, pues ellos la adquirieron en su momento por 615.000 €.

Sin embargo, Vanitatis, que dice haber hablado con personas del entorno de la pareja, ha negado esta noticia. Ha expuesto: “Ellos siguen siendo los propietarios de su casa de Galapagar. Hasta la fecha”.

Eso sí, la publicación viene a exponer que, según estas citadas fuentes, se estarían planteando la posibilidad de mudarse. Sí, de buscar un nuevo hogar para poder evitar el “hostigamiento” que han sufrido en los últimos años. Y es que han tenido que escuchar como, desde las puertas de su chalet, simpatizantes de partidos contrarios les insultaban, entre otras cosas.

Tanto es así que estarían barajando la posibilidad de trasladarse con sus hijos a una casa en la urbanización Santo Domingo o a Valdelagua.

La alianza, otra señal de que siguen juntos

De la misma manera, esta publicación que nos ocupa ha expuesto que otro detalle que indica que no hay separación tiene que ver con Irene Montero, la ministra de Igualdad. Se trata ni más ni menos de que continúa llevando puesta su alianza. Anillo este con el que fue vista precisamente en la pasada celebración del Día del Orgullo LGTBIQ+.

El hecho de que no se la haya quitado es un claro indicativo de que sigue al lado de Pablo Iglesias. Su amor continúa fuerte ante las críticas y rumores de todo tipo.

Ellos, como han expuesto las personas de su entorno a las que se les ha preguntado, están bien y unidos. Se apoyan mutuamente y siguen adelante con la vida que han establecido desde que él decidiera retirarse por completo de la política.

Ella sigue siendo miembro Gobierno y está viviendo una etapa de gran ajetreo por el anteproyecto de la llamada Ley Trans. Él, por su parte, ha vuelto a la docencia en el ámbito universitario. Buena muestra de esto es que hace unos días impartió la sesión inaugural de un curso sobre asesoría política.

Sus labores profesionales las compatibilizan, por supuesto, con el cuidado de sus tres pequeños, que acuden al Centro Infantil del Congreso de los Diputados. Los dos están entregados a esta labor y, al parecer, especialmente Pablo, que disfruta compartiendo tiempo con ellos. Al parecer, según sus allegados, lo pasa en grande contándoles cuentos e incluso tocándoles la guitarra.