Primero plano de Enrique Ponce en el interior de una casa

'Los problemas de salud de Enrique Ponce tienen un nombre: el Karma'

El torero tuvo que ser intervenido por una hernia en el estómago

Enrique Ponce tuvo que pasar el pasado viernes 30 de octubre por quirófano por una hernia en el estómago. Se trata de un problema de salud que llevaba tiempo arrastrando, pero que se vio agravado por culpa de su entrenamiento para las corridas de toros y que finalmente derivó en una intervención quirúrgica. Algo que algunos acechan al karma. 

Según ha informado Rafael Fuentes, el doctor encargado de operarle en la Clínica Cristo Rey de Jaén, «Enrique tenía problemas desde principios de año» y tenían planeado operarle durante el confinamiento, pero fue el propio valenciano el que quiso esperar a que terminase la temporada, otro factor que ha empeorado la afección.

«Me consta que durante estos meses ha tenido bastantes inconvenientes al respecto porque es un problema muy molesto que se ve agravado con el ejercicio que se realiza al torear y se le ha salido la hernia en varias ocasiones». 

A pesar de que la hernia inguinal que padece el Enrique Ponce no es una afección grave, se complicó por culpa del exceso de ejercicio y la vida mucho más ajetreada que lleva desde su separación de Paloma Cuevas y posterior mudanza con Ana Soria

Ahora, el torero se encuentra haciendo reposo y parece que se está recuperando favorablemente en el domicilio de Almería que comparte con su actual pareja.

Ante la intervención, el ex de Paloma Cuevas se ha visto obligado a tener que interrumpir su trabajo como torero y otros proyectos en los que estaba trabajando como la grabación de su disco primer disco musical. 

Por este motivo, a Enrique Ponce y a Ana Soria les espera una larga temporada de reposo y tranquilidad en el ático que acaban de estrenar en Almería. 

Desde que se dio a conocer la noticia de la operación del torero, la joven influencer no se ha apartado de él y le está haciendo de enfermera. 

No obstante, tal y como dice el doctor, «la evolución está siendo buena. El mismo día de la intervención se le dio el alta hospitalaria y este sábado hablé con él y todo va perfectamente». Antes de volver a su rutina de entrenamiento, Enrique Ponce deberá esperar entre 35 y 40 días.

La reacción de Paloma Cuevas

Paloma Cuevas se ha mantenido alejada de la opinión pública desde que se dio a conocer su separación del torero. A pesar de que celebraron su cumpleaños juntos, parece que la constante presencia de la actual pareja del valenciano durante su estancia en el hospital han impedido que la empresaria y sus hijas vayan a verle. 

Incluso parece que buscó una distracción para evitar pensar en el tema. En sus redes sociales aprovechó el mismo día de la intervención para dedicarle unas bonitas palabras a su hermana pequeña, Verónica Cuevas, quien se ha convertido en un gran pilar durante los meses complicados que ha atravesado. 

«Mi hermana» empezaba escribiendo junto a una fotografía antigua de ambas. «Un regalo para mi corazón y la mejor compañera para mi espíritu. Aún recuerdo el día que mi madre me dijo que estaba embarazada de ella, jamás había sentido tanta alegría. ¡Te adoro "chiquitina"».