Enrique San Francisco sentado en la terraza de un bar con una gorra y una cerveza en la mesa

Primeras palabras de Enrique San Francisco desde la UCI

El actor se recupera de la neumonía bilateral que padece desde hace semanas

Hace unas semanas saltó la noticia sobre el ingreso hospitalario de Enrique San Francisco. El humorista sorprendió a sus fans cuando tuvo que cancelar la gira de su nuevo espectáculo por problemas de salud y todas las alarmas se encendieron. El actor se encontraba ingresado en la UCI debido a una neumonía bilateral, que todavía nadie se aventuraba a afirmar que era consecuencia de haber contraído el Covid-19.

Las primeras palabras de Enrique San Francisco

El actor todavía se encuentra ingresado en la UCI del Hospital Clínico de Madrid, pero parece que ya se encuentra fuera de peligro. Ha sido el propio Enrique San Francisco el que rompía su silencio concediendo una entrevista para la revista 'Hola' donde ha explicado cómo se encuentra. Haciendo gala de su particular sentido del humor, el actor se encuentra con fuerzas y mucho más animado: «Estoy desesperado por salir de aquí» ha asegurado.

Y no es para menos. San Francisco lleva casi un mes ingresado luchando contra la enfermedad y su maltrecha salud llegó en el peor momento: en plena borrasca Filomena y con los casos de Covid-19 disparados. Gracias a un amigo suyo pudo llegar al hospital donde le ingresaron de urgencias debido a una neumonía necrotizante que se complicó por culpa de una cepa bacteriana que le había llegado a la sangre y al riñón.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

No han sido buenos momentos para el actor quien siente pánico a los hospitales y a los médicos. Aunque se va recuperando poco a poco, Enrique San Francisco todavía está algo débil y le queda un largo camino para poder recuperarse completamente.

«Todavía no puedo andar y el respirador siempre está a mano» ha explicado. El actor se está sometiendo a un fuerte tratamiento con antibióticos, pero no pierde la esperanza de que su recuperación sea lo suficientemente buena como para dejar el hospital dentro de poco. Aunque no siempre ha gozado de buena salud, lo cierto es que este contratiempo le ha hecho frenar en seco.

Volver a su vida de antes

Ahora su único deseo es volver a su día a día y poner en marcha los muchos proyectos profesionales que todavía le quedan por realizar. Y es que no hay nada que pare a Enrique San Francisco y no está dispuesto a que la enfermedad acabe con su carrera. Eso sí, sabe que lo que le ha ocurrido no es broma y está dispuesto a hacer caso a los médicos que le piden reposo y tranquilidad.

Teniendo en cuenta lo poco que le gustan los hospitales, el humorista reconoce que es buen paciente y espera el resultado de los «últimos cultivos y pruebas para saber cómo están respondiendo mis pulmones» y así conocer cuándo podrá recibir el alta y terminar de recuperarse en su casa.

Aguantó hasta que no pudo más

El actor de 65 años comenzó a sentirse mal en las primeras semanas del mes de enero. No tenía fiebre, pero sí una tos que comenzaba a hacer saltar las alarmas. Sin casi poder andar ni respirar, decidió llamar a un amigo suyo, que es policía y tenía un 4x4, para que lo llevara al hospital. La borrasca Filomena se lo ponía complicado y su miedo a los hospitales hicieron que se lo pensase y aguantó hasta que sintió que la cosa se complicaba.

Nada más llegar al hospital fue intubado y los trasladaron a la UCI. Presentaba una neumonía bilateral necrotizante que provocó que la infección pasara a la sangre y el riñón. Ahora, tras semanas de tratamiento, por fin evoluciona favorablemente y todo indica que dentro de poco abandonará el hospital. Todavía queda Enrique San Francisco para rato.