José Luis Martínez Almeida dando un discurso en un acto público

La nueva presidenta de las Juventudes del PP, ¿pareja de Almeida, alcalde de Madrid?

Desde hace meses se rumorea que la vasca Bea Fanjul es la novia del edil madrileño

Tal y como ha anunciado el diario 'ABC', la diputada vasca Bea Fanjul, de 29 años, se va a convertir próximamente en la nueva presidenta de las Nuevas Generaciones del Partido Popular. Y es que su candidatura ha sido la única registrada, después de que Carlo Angrisano decidiera retirar la suya y sumarse a esa.

No obstante, habrá que esperar a los días 23 y 24 de enero de 2021. Sí, pues será entonces cuando en Barcelona se celebre el congreso que la encumbrará a esa posición.

Hoy, sin embargo, no es noticia solo por ese próximo cargo que va a ostentar sino porque vuelven a cobrar fuerza unos rumores. Nos estamos refiriendo a los que indican que podría ser la pareja de José Luis Martínez Almeida, de 45 años, y que es el actual alcalde de Madrid.

¿Quién es Bea Fanjul?

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

En el año 1991 en Bilbao nació Fanjul, que tiene seis hermanos y entre ellos una gemela. Estudió Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Deusto, aunque, al parecer, no llegó a acabar la carrera según 'El Español'.

Es afiliada al Partido Popular y su trayectoria política dio comienzo en el año 2009 cuando decidió pasar a formar parte de Nuevas Generaciones del PP, donde ha ejercido como secretaria de ellas en el País Vasco.

En el año 2019 fue cuando dio su gran salto político. Y es que encabezó la lista de su partido por Vizcaya en las elecciones generales del país en el mes de abril. No obstante, no logró escaño. Eso sí, en los comicios generales de noviembre de ese mismo año sí alcanzó convertirse en diputada.

Una victoria esa última que ha hecho que Pablo Casado, el presidente del PP, la tenga como un referente y una promesa de futuro. Sí, porque, sin ese escaño que obtuvo, el partido se habría quedado sin representación en el País Vasco.

De Bea Fanjul se sabe también que es una gran aficionada al ajedrez.

Rumores de relación con Almeida

Desde comienzos del año 2020, son muchas las habladurías que han indicado que Bea Fanjul y José Luis Martínez Almeida son pareja. Unas habladurías que comenzaron a adquirir más relevancia en torno al mes de enero cuando el alcalde de Madrid acudió con ella a un evento importante. Nos estamos refiriendo al desfile del diseñador Pertegaz en la Madrid Fashion Week.

Los comentarios al verlos juntos no dejaron de producirse y al final él no dudó en manifestar de forma pública: «Es una buena amiga ¡Y de las buenas! Espero que lo siga siendo».

Esos rumores volvieron a convertirse en noticia en el mes de febrero. En concreto, durante la celebración del Día de los Enamorados. Y es que una fotografía disparó los rumores. En ella, los dos aparecían sonrientes y con sus cabezas juntas. Instantánea esa que fue publicada por la joven vasca en su cuenta de Instagram y que la acompañó del siguiente comentario: «De Madrid al cielo».

Esa instantánea rápidamente hizo creer que era una confirmación de su relación de pareja. Sin embargo, lo cierto es que esa nunca ha llegado. Por lo menos, por el momento.

No obstante, han ido publicando y compartiendo más imágenes juntos que vienen a dejar patente que existe una gran complicidad entre ellos. Asimismo, cuando en abril José Luis Martínez Almeida cumplió años, ella, colgó una fotografía juntos a la que acompañó del siguiente comentario: «Muchas felicidades! P.D: Ya me fastidiaría cumplir 45».

Todas esas instantáneas colgadas en redes han dado lugar a que reciban numerosos comentarios de internautas tales como «¡Qué bonita pareja!» o «Qué duréis mucho». Parece ser que los mismos que critican que en otros partidos haya relaciones sentimentales entre sus miembros, en este caso lo ven muy bien. Vamos, que parece ser que la coherencia brilla por su ausencia.