Hombre sentado en el suelo con la cabeza entre las piernas y que se agarra estas con un brazo

La portada de la revista 'Pronto' que lo confirma: 'Está hundido'

Se refiere a uno de los famosos más conocidos de nuestro país

La revista 'Pronto' ha salido a la venta hoy con una portada que toma como protagonista a uno de los famosos más reconocidos de nuestro país. Se trata de un famoso que en estos momentos, como se desvela en la publicación, está pasando uno de los peores momentos de su vida.

Nos estamos refiriendo a Kiko Rivera. Este, además de afrontar una situación cercana a la depresión, se encuentra viviendo algo inesperado: un distanciamiento con su madre, Isabel Pantoja. Tanto es así que no dejan de intercambiarse reproches de forma pública. Eso sin pasar por alto que se están filtrando informaciones desveladas por la tonadillera que le están doliendo mucho.

El hundimiento de Kiko

La fotografía principal de la portada de 'Pronto' es un montaje con las figuras de Kiko Rivera, Isabel Pantoja e Isa P. Montaje que se encuentra acompañado del siguiente titular: «Kiko, hundido. Su madre y su hermana le dan la espalda».

De esa manera, se establece que el dj se encuentra ahora 'solo ante el peligro', como indica el título de la película. Un peligro que no es otro que el momento tan duro emocionalmente que está atravesando. Y es que, como él dio a conocer en 'Sábado Deluxe', está muy triste, no tiene ganas de nada e incluso posee baja autoestima.

Una situación esa que se ha visto agravada por la postura de su madre. Y es que esta, aunque le expresó mediante llamada al programa que iría a verle, sigue sin visitarle. Así, no está sintiendo el cariño de su progenitora, como él necesita.

Distanciamiento entre madre e hijo

No obstante, además de porque la tonadillera no haya ido a Sevilla a estar con su hijo, el distanciamiento entre ellos se ha producido por más motivos. En concreto, porque ella ha filtrado a la prensa informaciones que dejan en mal lugar al dj. Así, por ejemplo, ha contado a periodistas el dinero que ella le ha prestado. Y eso ha dado lugar a que tanto Kiko Rivera como su esposa, Irene Rosales, se enfaden. De ahí que hayan desvelado que se le ha devuelto lo que se le pidió prestado.

Sin embargo, ahí no queda la cosa. También se ha descubierto que Isabel Pantoja no quiere vender la finca Cantora, como desea el cantante. Este quiere desprenderse de esa propiedad para que así tanto él como su madre dejen de lado las deudas que tienen.

Pero aún hay más. Al parecer, la artista ha rechazado darle a su vástago los objetos personales que ese le ha pedido de su padre ya fallecido, Paquirri.

Situaciones todas estas que han minado aún más la relación entre madre e hijo. No obstante, Kiko ha dejado claro en sus redes sociales que no está dispuesto a ceder. Que va a hacer que la herencia de su padre y sus deseos se cumplan por encima de todo y de todos.

Kiko Rivera, con gorra, llorando en el plató de 'Sábado Deluxe'
Kiko Rivera está atravesando un duro momento personal | Telecinco

Isa P, también alejada de Kiko Rivera

A pesar de que en el pasado los dos hijos de Isabel Pantoja estuvieron enfadados, ahora mantienen una estrecha relación. Sin embargo, Isa no está tan al lado del cantante como a él le gustaría. Primero, porque ella está trabajando en Madrid. Segundo, porque está muy centrada en sus estudios y en los preparativos de su boda. Tercero, porque está a punto de entrar a concursar con su chico (Asraf) en 'La Casa Fuerte'.

A todo eso hay que añadir que Kiko Rivera tampoco tiene ahora al lado a su prima (Anabel Pantoja). Y es que no hay que olvidar que está en Canarias recuperándose de su rotura de peroné. Y para más 'inri', Irene Rosales está aislada por coronavirus.

Vamos, que el dj en estos momentos tan duros en quienes se están apoyando es en sus hijas, Carlota y Ana que viven con él en el hogar familiar.