Irene Montero y Pablo Iglesias el 28 de abril del 2019

Pablo Iglesias se habría separado y ya no viviría en el chalet de Galapagar

Señalan que el exvicepresidente segundo de Pedro Sánchez ya no vive en el lujoso chalet desde hace meses

Pablo Iglesias, exlíder de Podemos y exvicepresidente segundo del Gobierno, sigue estando de actualidad. A pesar de que decidió abandonar el mundo de la política tras la derrota de su partido en las elecciones de Madrid, sigue causando expectación.

Su vida ya no tiene nada que ver con la de hace unos meses. Deseaba llegar a lo más alto en política, pero su carrera ha llegado a su final. Ahora parece que tiene otras motivaciones más enfocadas hacia el mundo de la televisión.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Su nombre fue mencionado en varias ocasiones en la Asamblea Ciudadana de Podemos, pero no se le vio el pelo por allí. De esa reunión, la formación morada nombró a su nuevo líder. Ione Belarra, Ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, será la encargada de liderar el grupo.

Su paradero se desconoce y puede que esto esté motivado por un cambio sustancial en su vida personal. Al menos es lo que sostienen desde el periódico 'La Razón' donde aseguran que Iglesias habría abandonado el domicilio familiar.

Pablo Iglesias e Irene Montero podrían haberse separado

Hay ocasiones en que los cambios profesionales pueden llegar a perjudicar al ambiente familiar. Esto es lo que podría haberle ocurrido al exlíder de la formación morada.

Tras decir adiós a la política, su vida ha dado un giro tremendo donde su familia ha sido la principal perjudicada. El diario de Francisco Marhuenda así lo sostiene en un artículo denominado 'La última tarde de Pablo Iglesias en su porche de Galapagar'.

Según se desprende de él, Pablo Iglesias habría decidido abandonar el domicilio que compartía con su pareja y madre de sus tres hijos. De esta manera, la relación formada por el exlíder de Podemos y la ministra de Igualdad, Irene Montero habría llegado a su final.

La adquisición del chalet de Galapagar fue una de las cosas que más críticas levantaron contra Iglesias. Él se defendió de todas y cada una de ellas y ahora habría decidido cambiar de domicilio.

«No hay ni rastro del exvicepresidente», es la conclusión a la que se ha llegado tras entrevistar a los vecinos del expolítico. De hecho, hay quien asegura que «desde marzo», solo se ha visto por allí a los escoltas de la ministra de Igualdad. «Aquí solo esta Irene con sus hijos y su madre», aseguran.

«La última vez que se le ha visto por aquí fue en marzo», explican los vecinos. «Desde que dejó la vicepresidencia y se presentó a las elecciones de Madrid no sabemos nada de él», añaden. Algo que se confirma con la ausencia de su coche oficial y sus escoltas.

El exvicepresidente busca nuevo hogar

El diario da un paso más allá y asegura que Iglesias podría estar buscando un nuevo domicilio. Un nuevo emplazamiento que se ubicaría en «la lujosa urbanización de Valdelagua» o que podría trasladarse a la casa que tiene en Ávila.

También apuntan a que el exvicepresidente estaría instalado en un piso en el centro de Madrid. En él estaría viviendo solo mientras Irene Montero se mantendría en el chalet de Galapagar junto a sus tres hijos.

Aunque permanece alejado de los medios de comunicación y de la política, sí que se le ha visto frecuentar la guardería del Congreso. Allí es donde se encuentran los niños mientras sus padres están trabajando.

Mientras el exlíder de la formación morada parece estar haciendo vida de soltero, Montero estaría contando con la ayuda de su madre. Según confirman los vecinos de la urbanización, la madre de la ministra se encuentra casi instalada en el chalet.

«Se la ve casi todos los días por aquí», aseguran. Parece que la familia Montero se habría hecho con la totalidad del domiciliot, pues tampoco está el primo de Iglesias. Este era el encargado de pasear a los perros de la familia.

Una ausencia que ha coincidido con la del exvicepresidente y que arroja más luz sobre cómo estaría la situación familiar.