El chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar.

Pablo Iglesias e Irene Montero ya han vendido su chalet por un dineral tras separarse

La casa en Galapagar ha sido durante años un foco de polémica para la pareja de políticos

La noticia de la separación de Pablo Iglesias e Irene Montero ha sorprendido en la mañana de este jueves, 8 de julio. Aunque hacía ya semanas que se rumoreaba que la pareja pasaba por una crisis e incluso que vivían por separado, la ruptura llena titulares de medios tras cinco años de relación. El exlíder de Podemos y la actual ministra de Igualdad separan sus caminos, según explica El Cierre Digital, tras años juntos y compartiendo tres hijos.

Una de las primeras consecuencias de la ruptura de la pareja es la que muchas otras relaciones se han encontrado. Qué hacer con el domicilio de la pareja es una de las cuestiones que más se prioriza en situaciones como esta. Sin embargo, parece que Iglesias y Montero ya han resuelto este problema: el famoso chalet de Galapagar ya no les pertenece, según El Cierre Digital.

El famoso chalet de Galapagar, vendido por Pablo Iglesias e Irene Montero

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tal y como explica el citado medio, ambos líderes se han desprendido de la vivienda que compraron en 2018. Si entonces su adquisición fue por 615.000 euros, ahora habrían cerrado su venta por 660.000, consiguiendo, pues, un importante beneficio en la operación. Han compensado su inversión y, además, han obtenido 45.000 euros extras, 22.500 para cada uno de ellos: un negocio redondo.

La operación de venta ha sido realizada por una inmobiliaria del Grupo M&G, que confirma dicho negocio a El Cierre Digital. El chalet en cuestión tiene 268 metros cuadrados de vivienda en una finca de 2.000 metros cuadrados. Se encuentra en la urbanización de La Navata, en el término municipal de Galapagar, una pequeña ciudad de 33.000 habitantes al norte de Madrid, cerca de la sierra.

Iglesias y Montero transcurren ahora por una etapa complicada de sus vidas sentimentales, tras su ruptura después de cinco años juntos. Además, lo hacen compartiendo tres hijos de muy corta edad y teniendo que pasar el trance de trámites como la venta del chalet. El hecho de haber podido sacar beneficio económico de la operación es de las pocas notas positivas para esta delicada situación.

El chalet de la polémica: Galapagar, una piedra en el camino de Iglesias y Montero

El famoso chalet ubicado en la urbanización de La Navata de Galapagar fue, por unas semanas, la vivienda más famosa de España. Desde el primer día, la compra de esta vivienda por parte de la pareja que en aquel entonces lideraba Podemos generó una gran polémica. En 2012, Iglesias había publicado el siguiente tweet en referencia al entonces ministro de Economía, Luis de Guindos: "¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000€ en un ático de lujo?".

Solo seis años más tarde, era él quien adquiría una vivienda de ese precio pero tal fue la polémica que la compra se sometió a referéndum en Podemos. Las bases de la formación apoyaron que la pareja comprara el chalet, no sin división interna sobre la decisión. Desde entonces, la vivienda de Galapagar ha sido objeto de polémicas y de decenas de titulares.

Allí mismo se han producido actos de caceroladas y escraches contra Pablo Iglesias e Irene Montero. Ambos llegaron incluso a denunciar el acoso que sufrían en los aledaños de su casa. Pero Galapagar también ha sido para ellos su hogar, el sitio donde han visto nacer y dar sus primeros pasos a sus tres hijos, Leo, Manuel y Aitana. 

Tres años después de comprar su nueva vivienda y después de cinco años juntos, Montero e Iglesias ponen punto final a su relación. Con la ruptura, han vendido el chalet de Galapagar y han sacado tajada de la operación. Punto y final a la vivienda más polémica de nuestro país.