Nuria Roca y Juan del Val en 'El Hormiguero'

'Nuria Roca miente en su matrimonio y tenemos la prueba que lo demuestra'

El pique entre la colaboradora y su marido, Juan del Val, provocó cierta tensión en 'El Hormiguero'

Nuria Roca y Juan del Val estuvieron este jueves en 'El Hormiguero' y no dejaron indiferente a nadie. Todo comenzó en un tono de broma cuando la valenciana quiso desmentir a su marido. El escritor dijo en entrevistas anteriores que «no se podía ir por la vida con una camiseta de un equipo de fútbol fuera de ese contexto». Pues tras ello, Nuria sacó una foto en la que se veía a Juan del Val con una camiseta del Real Madrid en un día normal. Esto no gustó a Del Val, que señaló que «se la devolvería».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Además, el escritor afirmó que «pienso contar la mayor mentira sobre ti que tienes puesta en el Wikipedia, vamos que la habrás puesto hasta tú», dijo dejando a Nuria muy sorprendida. «Dices que mides 1.72 cm y no llegas a 1.70», señaló Juan. «Mides 1.69cm». Unas confesiones que pusieron tensa a Nuria, que insistió en su estatura, que no bajaba de 1.72 cm. «Eso no es verdad. Lo que pasa es que él me midió un día en la cocina y ponía eso, pero porque no contó con el rodapié», respondió Roca.

La confesión de Juan del Val que dejó atónita a Nuria Roca

El pique continuó y Juan del Val aseguró que si vieran sus chats de Whatsapp tendría un problema y que no había ni un solo día en su vida en el que él no mentía. «De hecho, no me fiaría de los que no tienen conversaciones comprometidas en el móvil, su vida debe ser muy aburrida», dijo ante una atónita Nuria Roca.

Ayer quedó claro que en el código de pareja que ellos manejan, también incluyen este tipo de bromas. Pero, que estas situaciones generen dudas en la audiencia también es lógico, porque ambos se prestan a ello.

«La gente confunde eso de decir las cosas a la cara»

«No recuerdo un solo día en el que no haya mentido. La mentira es una muestra de respeto», saltó Juan. «La gente confunde eso de decir las cosas a la cara. Decirlo todo a la cara es un gesto de ser maleducado, porque no todo vale». Fue entonces cuando Tamara Falcó, que estaba también en la mesa, sentenció provocando las carcajadas de sus compañeros: «Decir la verdad es lo que es un arte», invitando a todos a pensar sobre ello.