Omar Montes enseñando el puño a la cámara

La madre del hijo de Omar Montes lo lleva a juicio: 'No lo vamos a consentir'

El artista debe responder además a una causa denunciada por su antigua agencia de representación

La vida de Omar Montes continúa siendo objeto de las cámaras mientras que su carrera musical continúa alzándose en lo alto de las listas hispanas. Pese a ello los líos con los tribunales son prácticamente el plato de cada día del artista, que tendrá que volver esta semana a los juzgados por un requerimiento estimado por un juez a través de una causa impuesta por la madre de su hijo. El motivo de la visita se debe a una revisión sobre las medidas acordadas con respecto al menor.

Por si fuera poco, además debe de responder a una demanda por parte de su antigua agencia de representación que le acusa de incumplimiento de contrato en el pago de comisiones. Pero es que la vida de Omar no se queda en estos dos líos, de hecho ha salido a la luz una relación que guardaba con una joven de 18 años, con quien llevaría dos años después de que se destapara un escándalo con la familia de la joven.

Toda esta retahíla de noticias solo puede significar que Antonio Maroto —abogado del cantante— tenga que ponerse manos a la obra con dos causas que poco o nada tienen que ver entre sí. Por un lado, acudirá a los juzgados para proporcionar la información necesaria que ha solicitado el requerimiento de la madre sobre su hijo de ocho años. Nuria Abreira desea modificar de esta forma las medidas pactadas entre ambos que se establecieron en marzo de 2020.

TEX

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Las consecuencias del caso para Omar

La defensa solicita al artista un informe detallado de todos sus ingresos, que es el documento que proporcionará Omar en persona. A pesar de que no tiene obligación presencial de acudir al evento tampoco tiene nada que ocultar según menciona el letrado. «Los dos acordaron que la custodia la tuviera la madre, pero siempre pensando en lo mejor para el menor y debido a los compromisos profesionales de Omar» apunta su abogado.

Esta vez no es la primera que el cantante se enfrenta a acusaciones contra la mujer con la que comparte un infante, ya que con anterioridad fue absuelto de una denuncia en el juzgado de violencia de género. La madre pedía una «pensión de 1.000 euros mensuales más 20.000 euros en una cuenta a su nombre, petición que la juez desestimó tras declarar nosotros que pagaríamos el cien por cien de los gastos del menor y el 70 de los extras, pero nada para un enriquecimiento injusto sobre la madre». 

Conforme a la sentencia su abogado volvió a defender que «para Omar no es una cuestión de dinero. Pagará siempre todo lo que necesite, pero no vamos a consentir que se le chantajee con el niño. No tiene problemas en estar con su hijo siempre que quiere y cumple con todo, pero está visto que aquí lo único que interesa es saber cuánto gana».

A pesar de ello no son pocas las críticas que han acompañado al artista por este gesto, ya que algunos critican que ante su éxito profesional, con elementos gráficos en los que se muestra con relojes de oro y ropa de marca, descuida un tanto la vida del menor. A ellos Omar les dedica que «en la educación de un hijo está el saber dar el valor a las cosas. Hay que ganárselas y no vale tenerlas por ser hijo de».

El contrato con la agencia de representación

Este lío surge por parte de la compañía Producciones Mediterráneo, donde le reclaman al cantante la comisión del premio que ganó en el programa 'Supervivientes'. «Ahora el dueño dice que Héctor Enriquez era solo un trabajador y no le ha pagado nada, pero ese no es nuestro problema, ya que con quien siempre tuvimos contacto y firmamos todo fue con el citado Héctor» comenta su abogado.

Aún no nos ha llegado la demanda, pero creo que la cantidad que piden es entre 30.000 y 50.000 euros. He hablado mucho con el dueño, Ismael Hernández, y le he explicado que por nuestra parte todo está terminado y de ahí que no acudiéramos al acto de conciliación porque no hay ningún acuerdo que valga» sentencia el representante legal.