Maite Galdeano agachada en plena calle con los pulgares arriba

Maite Galdeano presenta a Remí, su nuevo novio y un 'reconocido científico francés'

Maite Galdeano se ha vuelto a enamorar y piensa recorrer el mundo de la mano de su nuevo novio, un reconocido científico francés.

El amor le sonríe a Maite Galdeano. La madre de Sofía y Cristian Suescun aseguró a su paso por el concurso de Mediaset, 'La casa fuerte', que hacía muchos años que no sentía el calor corporal de un hombre. Sin embargo, la historia ha pegado un giro de 180 grados y eso que corren tiempos difíciles para conocer a nuevas personas. 

Este verano, Maite jugaba al despiste con la identidad de un caballero que presuntamente le había robado el corazón. Aunque no presentó en público a su hombre, la de Pamplona correteaba por los platós de Telecinco haciendo alarde de que su conquista se parecía a Kiko Matamoros, pero «en formato pequeño».

Cierto es, el acompañante sentimental de Maite era un hombre musculoso y sin pelo según las imágenes que se filtraron por aquel entonces. Solo se sabe de aquel hombre anónimo que era conductor de VTC.

Poco le duró ese amor. Lejos de una ruptura traumática, la mujer que tantas veces pronunció la palabra 'sola', encontró otro apuesto hombre. Esta vez, Maite Galdeano sí ha presentado a su nuevo amor ante la prensa y a sus seguidores. Eso sí, después de jugar un par de semanas al despiste. 

Un científico le ha robado el corazón a Maite

El galán se llama Redmi y es de procedencia francesa. Maite ha apostado por todo lo alto y ha acertado. Su pareja es un «reconocido científico» en su país, según cuenta la concursante de reality. Además, es profesor en una de las universidades de la región francófona. 

Maite se encuentra muy ilusionada de nuevo y se le llena la boca cuando habla de su nuevo novio. «Habla cinco idiomas, puede hablar francés, inglés, español, italiano perfecto y árabe», cuenta orgullosa Maite para Europa Press. 

 

 

La relación va viento en popa. Maite no quiere dejar ni a sol ni sombra a su pareja y asegura que le seguirá allá donde él vaya. De hecho, los tortolitos ya están haciendo planes de futuro y, aunque Remi no pone fechas ni destinos, la madre de Sofía lo tiene claro.

«En breve me voy a París con él porque también es profesor en la universidad», afirma Maite. Según ella, Remi está en España de manera puntual para disfrutar de sus vacaciones. «Él ha venido aquí de año sabático. Nos vamos a ir a París a tu mansión. Me he vuelto loca con él. Me gusta aprender de un científico. Las cosas han cambiado y me toca aprender de esta gran persona que está a mi lado. Me voy a París y luego a La India, a recorrer el mundo entero con él», exclama Maite. 

Por su parte, Remi asegura que su amor hacia la ex concursante no se puede explicar. «Me gusta de ella lo invisible, lo siento. Lo que no se puede decir», se confiesa el novio de Galdeano. 

 

 

El donjuán se muestra reservado ante cuál será el futuro que le deparará con esta mujer pizpireta. Él prefiere guardarlo para su intimidad y zanja la conversación con una frase rotunda. «No importa lo que vamos a hacer», concluye Remi.

Sofía y Cristian se pronuncian ante la nueva pareja

«Por fin tenemos a la madre emparejada», manifestaba el hijo de Maite, Cristian, en su perfil de Instagram. Parece que tanto Sofía como su hermano están encantados con el nuevo novio de su madre porque, tal y como dice Maite, este hombre sí es una persona de bien. 

La familia ha acudido a un restaurante madrileño para celebrarlo y han inmortalizado la velada con unas imágenes que han compartido con sus seguidores. En ellas se les ve muy felices.

Incluso Maite y su chico se han lanzado a bailar mientras se demostraban su amor con caricias, besos y agasajos. Algo que a Sofía Suescun le ha incomodado un poco. «Mamá, por favor, mamá», le decía la novia de Kiko a su madre en tono vergonzoso mientras Maite se comía a besos a su nueva pareja.  

Remi afirma sentirse muy contento por la relación que mantiene con los hijos de su pareja. «La Sofía y el Cristian, todos los niños del mundo son míos. Maravillosos» decía el novio de Maite, a lo que esta añadía «estamos muy felices, mis hijos como me ven muy enamorada y además de un hombre de bien, no con un cualquiera... Les encanta. Dan el visto buenísimo». 

Todo apunta que la familia de Maite Galdeano crece y con proyección de futuro. Estas Navidades serán uno más en casa de Maite. Eso si Sofía no se come las uvas solo con Kiko porque su madre se va a conocer mundo de la mano de su amor.