Estado Santiago Bernabéu del Real Madrid

La mujer de un jugador del Real Madrid: 'Comía las muestras del súper para vivir'

La joven ha contado en una antrevista la anveutra que le dejó sin dinero

Desde que conoció a Fede Valverde, el futbolista del Real Madrid, Mina Bonino vive una vida de lujo en Madrid. Sin embargo, no siempre ha tenido tanta suerte: durante un tiempo tuvo que alimentarse con las muestras de los supermercados. 

Su fanatismo por River Plate, el origen de su aventura

La joven es fanática del equipo argentino River Plate y en el año 2018 viajó hasta la capital española para ver la final de la Copa Internacional que se disputaba entre este club y Boca Juniors —los mayores rivales de su país— en el Santiago Bernabéu. Una aventura que estuvo llena de altibajos. 

«Para los que no me conocen, soy Mina Bonino, hincha, fanática, loca de River desde que nací. Si ustedes me preguntan qué significa River para mí, qué representa, no les puedo decir exactamente con una palabra lo que representa, pero sí que lo que mejor lo define es la historia que les voy a contar a mis hijos», ha empezado explicado en una entrevista que le ha concedido al canal TNT Sports.

La final de la Copa Internacional hizo que la joven de 27 años decidiera viajar «de un día para el otro» hasta Madrid. «Me saqué un pasaje de ida. No me saqué el de vuelta porque valía un huevo y medio y no llegaba». 

Tales eran sus problemas económicos que Mina se tuvo que quedar «en un hostel de tres euros la noche» durante su estancia en la capital española. «Había tres hinchas de River, un viejo y un ruso, imagínate esa mezcla». 

La joven argentina también ha confesado que con tal de no tener que pagar nada y gastar el poco dinero que tenía «comía lo que había». 

«Iba al supermercado y las muestras que había, que estaban las promotoras dándote quesitos, sandwiches... yo agarraba todo». 

El cambio de rumbo de Mina Bonino

Finalmente, River disputó el partido contra Boca Juniors. El equipo de Mina Bonino ganó y consiguió la Copa Libertadores. Una victoria que les condujo a los Emiratos Árabes para disputar el Mundial de Clubes. Y la argentina también decidió seguirles en esa aventura.

«Pasé de no tener plata a sacarme un pasaje de ida e irme a Dubái. Desde allí yo tenía pasaje de vuelta para el 23, además me tuve que clavar dos o tres días allí porque habíamos perdido contra el Al-Ain», ha explicado. 

«Me quería matar, me tenía que clavar en medio de la nada, sola. La única manera que tenía de volver a Argentina era que el vuelo fuera barato, entonces había que viajar en Navidad, porque los vuelos ahí y en Año Nuevo están mucho más baratos». 

Mina Bonino pasó toda la noche del 23 de diciembre durmiendo en el aeropuerto, «tirada en unos cartones que había» y con una «almohadita» que ella misma se había llevado. La argentina consiguió regresar a su país natal el día de Nochebuena. 

Aunque en aquel viaje lo pasó realmente mal, ahora lo recuerda como una «linda historia que contar». «Dejé todo por River e incluso la tarjeta de crédito en 25.000 cuotas, pero mereció la pena». 

Nueva aventura con final feliz

Tan solo unos días después de llegar a Argentina, Mina Bonino volvió a desplazarse hasta Madrid, pero en esta ocasión lo hizo para conocer a Fede Valverde.

La joven y el futbolista habían hablado solo por redes sociales, pero ella se atrevió a adentrarse en una nueva aventura y llegó nuevamente a la capital española para conocer al jugador del Real Madrid. 

Un viaje en el que tuvo más suerte y que sirvió para que conquistara el corazón del centrocampista. Ese fue el comienzo de una bonita historia de amor que ya lleva en curso más de dos años y un retoño en común.  

Ahora la pareja se encuentra a punto de celebrar el primer cumpleaños de su primogénito, Benicio, que nació en febrero de 2020.