Meritxell Batet en su butaca en el Congreso (24/02/2020).

La fallida historia de amor de la presidenta del Congreso: Se casó con un diputado del PP

Meritxell Batet estuvo casada con su rival político durante once años

La barcelonesa Meritxell Batet es una de las mujeres de confianza del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Cuando este accedió a la secretaría general del PSOE, en 2014, la incorporó a la Comisión Ejecutiva Federal del partido como secretaria de Estudios y Programas y pronto fueron forjando una estrecha relación que prosiguió con la fidelidad de Batet a Sánchez en su peor momento: cuando, en octubre de 2016, la corriente 'susanista' del partido le despojó de la secretaría general y él, sin rendirse, batalló por recuperarla, algo que consiguió en las recordadas primarias de 2017. 

Su buena relación propició no tan solo que Batet fuera la candidata por Barcelona en las últimas tres elecciones generales en España, sino también que, tras la moción de censura aprobada en el Congreso el 1 de junio de 2018, se convirtiera en ministra de Política Territorial y Función Pública. Estuvo en el cargo entre junio de 2018 y mayo de 2019, cuando Sánchez la eligió para situarla en un puesto clave: la presidencia del Congreso de los Diputados. Batet preside la Cámara Baja desde entonces, tanto en la legislatura que terminó en la repetición electoral de 2019 como en la actual. 

Batet, diputada desde los 31 años

Estos han sido los últimos años de la trayectoria política de Meritxell Batet, que de hecho han sido los más destacados, ya que ha conseguido los puestos de mayor responsabilidad. Antes de convertirse en candidata en Cataluña y en ministra, Batet era una gran desconocida en la política española, aunque formaba parte de ella desde hacía muchos años. Entró en el universo de la política como secretaria de Narcís Serra y en 2004, en las elecciones que supusieron el fin de ocho años de Gobierno del PP para dar paso a José Luis Rodríguez Zapatero, Batet ya fue elegida diputada en el Congreso.

Pero todavía no militaba en el partido: era independiente. Dio el paso en 2008 y repitió en la Cámara Baja en todas las elecciones hasta día de hoy. Diecisiete años seguidos como diputada, una condición que solo dejó durante unos meses cuando asumió el cargo de ministra.

Flechazo en el Congreso

Pero más allá de la faceta estrictamente política de Meritxell Batet, conocer su trayectoria nos ayuda a situarnos en la historia de amor que protagonizó nada más irrumpir en el Congreso de los Diputados. En 2004 eran tiempos de fuerte tensión tras los atentados del 11-M en Madrid, la victoria inesperada de Zapatero y el inicio del debate sobre la reforma del Estatuto de autonomía en Cataluña. El contexto, pues, era de mar muy alterado desde el punto de vista político. Pero en plena tormenta, también había lugar para el amor. Incluso para el amor 'imposible'.

José María Lassalle.
El exdiputado popular y exmarido de Meritxell Batet, José María Lassalle. | Twitter

La entonces diputada socialista tenía 31 años y, en las sesiones diarias de trabajo en el Congreso, conoció a José María Lassalle, otro joven diputado, en su caso por la circunscripción de Cantabria... eso sí, del PP. En unos tiempos en que socialistas y populares protagonizaban enfrentamientos de gran calado, Batet y Lassalle fueron acercándose progresivamente y pronto no escondieron su amor. Él tenía 38 años y su relación avanzó a un ritmo tan y tan elevado que poco más de un año después de conocerse, en verano de 2005, contrajeron matrimonio. Una boda entre una socialista y un popular que unió a parte de la primera línea de la política española en tiempos complejos y que ya entonces captó cierta atención por parte de los medios.

Lassalle fue diputado en el Congreso hasta 2018, cuando abandonó la política activa y también se dio de baja del Partido Popular. Pero durante los Gobiernos de Mariano Rajoy, Lassalle ejerció como secretario de Estado en los ámbitos de Cultura y de Sociedad de la Información y Agenda Digital. La historia de amor entre José María Lassalle y Meritxell Batet terminó justo entonces, en 2016, en pleno año de repetición electoral entre Gobierno y Gobierno de Mariano Rajoy. El matrimonio socialista-popular puso el punto y final a once años de matrimonio y doce de relación surgida en los pasillos del Congreso de los Diputados.

Una relación que, en 2011, supuso el nacimiento de sus dos hijas en común. Se trata de Adriana y Valeria, mellizas, que hoy tienen 10 años. Tras divorciarse, la actual presidenta del Congreso rehizo su vida pocos años después. En 2019, trascendió que mantenía una relación con otro diputado del Congreso, aunque en este caso pertenecía al grupo socialista. Meses más tarde, se supo que se trataba de un diputado por Cádiz que, a día de hoy y desde la formación del Gobierno de coalición, ha hecho el salto al primer plano de la política: se trata del actual ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.