Malena Gracia en un photocall

Malena Gracia vive una pesadilla: Ataques, sin dinero y pide ayuda desesperada

La cantante ha confesado estar bajo un permanente estado de ansiedad debido a la actual crisis del coronavirus.

La crisis del coronavirus ha dejado a millones de españoles en una situación económica y emocional muy dramática.

Algunos de ellos, son rostros muy conocidos en nuestro panorama artístico, como es el caso de Malena Gracia. 

La cantante ha confesado en una entrevista para 'Cotilleo.es' que atraviesa una complicada situación que la mantiene bajo un permanente estado de ansiedad. 

Crítica con el Gobierno

La intérprete confiesa que su economía ya no era buena antes de la crisis, pero ahora su situación se ha complicado hasta el punto de costarle llegar a fin de mes. 

«No tengo dinero, y encima ahora me ha tocado pagar a Hacienda. Es muy preocupante» señalaba ante la situación que impide a los artistas continuar con sus espectáculos habituales. 

La cantante había estado ensayando muy duro para realizar varias actuaciones que tenía contratadas antes de que estallara la crisis. Unos  bolos que ahora se han suspendido  y no tienen todavía fecha de reactivación.

«Había montado una banda y teníamos conciertos, y todo chafado, toda la lucha de un año entero a la porra…  Trabajas gratis, y cuando vas a recoger el fruto, se jode todo» , lamenta Malena Gracia.

La artista considera que las ayudas del Gobierno se han olvidado del sector artístico, donde hay muchos profesionales con una economía igual de complicada que otros trabajadores. 

«Me he pasado la vida pagando impuestos y ahora no tengo ninguna prestación. Los artistas ahora no podemos vivir del aire, el Gobierno se tiene que hacer cargo de nosotros. ¡Tenemos que comer! Ya es hora de que nos den nuestro valor, porque lo tenemos como el resto de profesionales» relataba la artista. 

Situación emocional dramática

A la complicada situación económica hay que sumarle la dramática situación emocional que atraviesa tras el fallecimiento de un tío  suyo por culpa del coronavirus

«El otro día me dio un ataque. Es muy duro, es un estrés constante. A las seis de la mañana ya tengo el ojo abierto», confesaba la artista que se ha mostrado muy crítica con la actuación del Gobierno en la gestión de la crisis. 

La cantante lamenta que su tía no fuera sometida a la prueba del coronavirus a pesar de que su marido había dado positivo y fallecido por la enfermedad. «Ahora está encerrada en casa, de cuarentena, y la prueba se la tuvimos que hacer por la privada» destacaba la artista. 

A pesar de las complicaciones, la artista espera poder volver pronto a los escenarios y superar esta dura etapa de confinamiento. Mientras tanto se mantiene  activa en redes sociales  compartiendo numerosos momentos con sus seguidores.