Julia Otero en los premios Ondas

Julia Otero le hizo una promesa a su padre y la cumplió antes de su cáncer

La periodista ha cumplido lo que más quería, rehabilitar la vivienda de la casa donde nació

La periodista ha rehabilitado la casa familiar en la que nació su padre en A Penela, la parroquia adscrita a Monforte de Lemos en la que ella vino al mundo hace 61 años

Es una realidad que la periodista tiene innumerables vínculos con su querida Galicia, pese a que la mayor parte de su brillante trayectoria profesional la ha desarrollado en Barcelona, lugar en el que sus padres se establecieron cuando ella tenía tan solo tres años.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Periodista, mujer y ante todo enamorada de sus raíces y de su tierra, siempre presumiendo de ella y solo tenemos que recordar las palabras, en gallego, que dedicó el pasado mes de junio cuando, como en tantas ocasiones, hizo su programa 'Julia en la Onda' desde Monforte de Lemos, situado apenas cinco kilómetros de la parroquia de A Penela, en donde nació hace ahora 61 años.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Intento venir cada año como mínimo una vez para hablar desde Monforte a toda España, para contar qué es la Ribeira Sacra. Parece que cada vez hay más personas que saben de qué hablamos, cómo son los paisajes, de esa viticultura heroica, de las viñas, de la ruta del románico. Tengo la sensación de que cada vez lo conoce más gente y no paro de enviarla a que pase aquí unos días. Me siento muy monfortina, cada vez más. Es curioso, pasan los años y cada vez las raíces tiran más de mí», comentaba la periodista, a quien sus vecinos le guardan un enorme cariño, tal y como han demostrado públicamente.

«Ella fue la madrina y estuvo en la inauguración el 27 de abril de 2015. A partir de entonces siempre ha venido a hacer el programa, acompañada por su equipo, y el trato ha sido siempre muy cordial y muy correcto. Suele avisar con antelación para que esté todo preparado y es una compañera más. Fue nombrada Hija Predilecta en 2009, pregonera de las fiestas en 2018 y desde que rehabilitó la casa familiar es habitual verla hacer vida por aquí. La gente la quiere un montón. Desde que anunció que padecía cáncer, hemos recibido muchas llamadas de apoyo y de cariño en la emisora».

Julia Otero rehabilitó la casa de su abuelo, que era cantero. Finalizadas las obras, que comenzaron hace siete años, la misma se convirtió en su residencia cada vez que viaja a la localidad lucense. La periodista, en estos momentos, tiene en propiedad miles de metros cuadrados de terreno rústico en esta zona. Parte de estos le llegaron a través de la herencia, y la otra parte la adquirió en una serie de operaciones inmobiliarias que ejecutó hace unos años, justamente en el 2009, año en el que fue reconocida en su pueblo como Hija Predilecta de la localidad. Un evento realmente emocional y que siempre quedará grabado a fuego en la memoria de Julia, que, con lágrimas y completamente emocionada, recordaba a su padre y explicaba lo agradecida que estaba porque «no se me está recordando lo que hago sino lo que soy. Mi mayor ilusión, quiero decirlo públicamente, es rehabilitar con todo el mimo la vieja casa de piedra de A Penela, donde nació mi padre, mi tía, donde yo me crié hasta los tres años y donde regresé cada año durante mi infancia, mi adolescencia y juventud. Es el homenaje que puedo tributar a mis raíces, a la memoria de mi padre y al futuro de mi hija Candela, que es una gallega que nació en Barcelona. Como dice el chiste, los gallegos nacen donde quieren. Tengo la suerte de que su padre, mi marido, es un nacionalista catalán, que come como un gallego y que adora Galicia. Se ha confabulado con mi padre, allá donde esté, para que A Penela vuelva a ser un referente para mi familia».

Por fin, Julia Otero ha cumplido lo que más quería, la promesa que le hizo a su padre, rehabilitar la vivienda de la casa donde nació.