Jorge Javier mirando a cámara muy fijamente

Jorge Javier Vázquez incendia 'Lecturas' con lo que sabe de Isabel Pantoja

Ha desvelado datos de la 'batalla' que mantiene con su hijo, Kiko Rivera

Jorge Javier Vázquez e Isabel Pantoja han mantenido una relación cordial en los últimos tiempos, tras reconciliarse por comentarios que aquel realizó en 'Aquí hay tomate'. No obstante, esa cordialidad podría romperse en estos momentos, después de las declaraciones que ha realizado el presentador.

En concreto, esas palabras las ha expresado en la revista 'Lecturas', donde tiene un blog. Palabras que vienen a girar en torno a la disputa que ahora mantiene la tonadillera con su hijo mayor, Kiko Rivera.

El origen del conflicto entre los Pantoja

Hace unas semanas, Kiko se sentó en el plató de 'Sábado Deluxe'. Lo hizo para reconocer que había sido infiel recientemente a su mujer (Irene Rosales). Y en esa misma entrevista, en la que se sinceró de forma contundente, afirmó estar atravesando un mal bache. Todo parece indicar que sufre una depresión, que no ha contado a nadie.

Su esposa le llamó para darle ánimos y también lo hizo su madre. Sin embargo, Isabel Pantoja fue más allá. Le reprochó el que no le hubiera contado la situación y le expuso que no le permitía que estuviera mal, con todo lo que está pasando otra gente. Eso sí, después le indicó que rápidamente iría a verle para darle un beso y un abrazo. No obstante, esos gestos de cariño aún no han llegado y él se lo ha recriminado abiertamente en redes sociales.

Estalla la guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera

Tras esos 'dimes y diretes' hay una 'batalla' campal ahora entre madre e hijo. Batalla llena de rumores, de habladurías e incluso de manifestaciones públicas. Y eso ha llevado a que Jorge Javier Vázquez desvele los datos que sabe al respecto.

Así, en su blog de 'Lecturas' ha manifestado que «hace muy mal Isabel Pantoja en coger el teléfono y hablar con los periodistas para defenderse y cargar contra sus hijos. Ella, que ha sabido siempre manejar tan bien los silencios, está cometiendo errores de novata».

En ese sentido, el presentador ha reconocido que la tonadillera ha llamado a ciertas figuras del mundo del corazón para desvelarles detalles muy personales. Nos estamos refiriendo, por ejemplo, a que ha ayudado a su hijo económicamente. Y esto ha causado un gran enfado en él, que ha decidido llamar a 'Sálvame'.

Precisamente, sobre ese enfado ha hablado Vázquez. Exactamente ha desvelado que «Kiko Rivera nos avisó por mensaje a Chelo García Cortés y a mí que no estaba dispuesto a tolerar más declaraciones falsas de su madre. El tono de los mensajes no dejaba lugar a la duda: el hartazgo. Jamás, repito, jamás, Kiko le había plantado cara públicamente a su madre».

Es más, el presentador ha contado el contenido del mensaje que recibió del dj. Y decía así: «Prefiero callarme porque si no se iba a liar demasiado gorda». Eso sí, ha reconocido que el que el joven envío a la colaboradora «era todavía más duro».

En ese sentido, ha dicho que «Kiko no tolera que su madre vaya contándole a compañeros de la profesión a los que no soportaba, por decirlo finamente, que él gasta el dinero de una manera muy frívola».

Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera vestidos de negro en un funeral
Ha estallado la guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera | GTRES

Los vaticinios de Jorge Javier Vázquez sobre los Pantoja

Después de dar los detalles de la 'guerra abierta' entre Kiko e Isabel, Jorge Javier Vázquez ha querido plantear cómo cree que va a acabar la misma. En este sentido, ha manifestado que «Lo tiene crudo la Pantoja porque hasta la fecha su hijo había sido su máximo valedor (…) Pero también la paciencia de Kiko tiene un límite. Y, si decide hablar, la imagen de Pantoja podría quedar destruida para siempre».

Para acabar, el presentador de 'Sálvame' ha expuesto que cree que la tonadillera está mal aconsejada o actuando de forma incorrecta. Ha dicho que «algo le está pasando desde hace tiempo para caer en errores tan garrafales. Creo que le está pasando factura el aislamiento de Cantora. Y sus hijos no pueden dejar de acusar ya el agotamiento que supone lo que le cuesta a su madre bajarse de sus zapatos de artista».