Pareja cogida del brazo en su boda

La jet set española se va de boda: los vips que coincidirán tras el sí quiero

Un miembro de la familia Falcó se casará el próximo año

La jet set española ya tiene marcada en el calendario una de las citas claves del próximo año. Tras varias semanas de rumores en la prensa del corazón, Álvaro Falcó y su novia Isabelle Junot han confirmado a la revista '¡Hola!' su intención de pasar por el altar el próximo año 2022.

Una ceremonia que se convertirá en todo un evento social para la jet set española, ya que reunirá a numerosos personajes conocidos del mundo de la aristocracia, las finanzas y el espectáculo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El único hijo del fallecido marqués de Cubas y su novia, hija de Philippe Junot (exmarido de la princesa Carolina de Mónaco), tienen previsto celebrar una boda por todo lo alto y compartir este momento tan especial con todos sus seres queridos.

Álvaro Falcó y su novia Isabelle Junot se darán el sí quiero el próximo año

La idea de pasar por el altar llevaba un tiempo rondando en la cabeza de Álvaro Falcó e Isabelle Junot. Después de dos años de discreta relación, la pareja estaba convencida de dar este importante paso en su relación, pero la llegada de la pandemia supuso una pequeña piedra en el camino para materializar sus planes de boda.

Sin embargo, la pareja ya ha tomado la decisión en firme de pasar por el altar y así lo han querido anunciar ante los medios de comunicación después de haber comunicado primero la noticia a sus amigos y familiares.

Aunque aún no tienen fecha fijada para la ceremonia, el primo de Tamara Falcó y su prometida ya están empezando a planear los detalles de un enlace que se convertirá en un espectacular encuentro de famosos vips y nobles.

Los famosos vips y aristócratas que irán a la boda de Álvaro Falcó e Isabelle Junot

Tal y como recuerda la revista 'Vanitatis', los protagonistas del enlace cuentan con una amplia pandilla de amigos que coincidirán durante la ceremonia y el banquete de boda.

Álvaro Falcó mantiene una estrecha amistad con personas influyentes como Alonso Aznar (hijo del expresidente del Gobierno José María Aznar), los hermanos Felipe y Carlos Cortina (hijos del importante empresario español Alfonso Cortina), Eugenia Silva (modelo y empresaria) y Marta Ortega y Carlos Torretta (hija y yerno del dueño de Inditex, Amancio Ortega), entre otros. 

Por su parte, Isabelle Junot invitará con toda seguridad a su buena amiga, la financiera Marina Gómez de Baeza, la noble Casilda Finat y Belén Barnechea (socia de Moira Laporta en Casa Manjar).

También se espera la asistencia a la boda de todos los miembros del clan Falcó, entre ellos Tamara y su novio Íñigo Onieva, y de la madre del novio, Marta Chávarri, a la que sin duda podremos ver llevar del brazo al altar a su hijo.

En la cara más amarga de la moneda, se notará la ausencia de Fernando Falcó. El futuro marqués de Cuba no podrá compartir este momento de felicidad junto a su padre, fallecido el pasado 20 de octubre de 2020 a los 81 años de edad, tras un tiempo muy delicado de salud y tan solo unos meses después de la muerte de su hermano Carlos Falcó como consecuencia del coronavirus.

Álvaro Falcó e Isabelle Junot: dos años de relación discreta y estable

La relación de Isabelle y Álvaro salió a la luz en septiembre de 2018 cuando asistieron juntos a la Corrida Goyesca de Ronda. Desde entonces, la pareja no se ha separado, aunque han sabido mantener su relación en un segundo plano mediático.

Álvaro Falcó estudió Dirección y Administración de Empresas en la Universidad Francisco de Vitoria y actualmente se dedica al mundo del marketing y la comunicación, aunque en sus tiempos libres también trabaja como dj en algunas de las discotecas más selectas de Madrid.

Por su parte, Isabelle nació en Nueva York y estudió, al igual que su futuro marido, en el prestigioso internado suizo de Le Rosey, donde descubrió su vocación por la interpretación, llegando a cursar Arte Dramático en la Universidad de Virginia, aunque también ejerce de coach de alimentación.