Iván Espinosa de los Monteros, Macarena Olona, Santiago Abascal y Javier Ortega Smith, en la sala de prensa del Congreso.

La periodista que fue pareja del conocido número 2 de Vox, Javier Ortega Smith

El diputado de Vox va a casarse el próximo mes de octubre con su actual pareja

Campanas de boda en Vox. El número 2 de la formación, Javier Ortega Smith, mano derecha de Santiago Abascal, va a contraer matrimonio el próximo otoño con su actual pareja, Paulina Sánchez del Río Nájera. Lo contaba hace unos meses España Diario. Lo cierto es que Ortega Smith mantenía su soltería a la edad de 52 años y su vida privada había quedado en el plano de la discreción durante los últimos años, con su irrupción en el primer plano de la política. Ortega Smith es abogado de profesión y en 2012 ejerció como letrado de Santiago Abascal, con el que desarrolló una cercana amistad.

Secretario general de Vox desde el año 2016

Ya en 2013, se involucró en la fundación de Vox, partido del cual fue el primer vicepresidente provisional, con la inscripción de la formación en el registro de partidos políticos. En las primeras contiendas electorales en las que se presentó el partido, Javier Ortega Smith fue candidato —en aquel momento, aún sin éxito— y desde 2016 tiene una orden de detención vigente en el territorio del Reino Unido por haber desplegado una bandera de España en una de las laderas del peñón de Gibraltar, reivindicando como español este territorio de dominio británico.

Fue en marzo de 2016 cuando Javier Ortega Smith fue nombrado secretario general de Vox, y es diputado en el Congreso desde 2019, tarea que combina con su condición de concejal de la formación en el Ayuntamiento de Madrid. En 2020, el número 2 de Vox causó preocupación por su estado de salud: estuvo ingresado al haber contraído el coronavirus en el mes de marzo, justo al inicio del estado de alarma, y semanas después tuvo que volver a ser hospitalizado por algunas de las secuelas que en algunos casos deja el covid-19.

Cristina Seguí fue su pareja

Hasta conocerse su relación con la que a partir del próximo mes de octubre se va a convertir en su esposa, a Javier Ortega Smith tan solo se le conocía públicamente una novia anterior. Se trata de la periodista Cristina Seguí, de 43 años, que está divorciada y tiene un hijo. «La política les unió y la política les separó. Mantuvieron un devaneo que bien pudo terminar en boda», explicaba la web Rambla Libre sobre la relación de ambos, que terminó en 2014. La causa de la ruptura, según apunta este medio, fue política: y es que Seguí vio cosas en Vox que nada le gustaron y decidió contarlas, algo que detonó la relación.

«Cristina Seguí decidió tirar de las alfombras y hacer público que el presidente entonces de Vox, José Luis González Quirós, había facturado al partido la bonita cantidad, excesiva a todas luces para un partido pequeño, de 58.000 euros a través de la consultora Mind & Matters, de su propiedad, y también había colocado con sueldo a su hijo a llevar la web del partido», relataba en aquel entonces el citado medio, que apuntaba que «fuentes internas de Vox, críticas, consideran que Cristina Seguí se enfadó mucho porque allí todo el mundo se había puesto un sueldo, incluido Javier Ortega, y cobraba, menos ella».

En definitiva, la relación entre Javier Ortega Smith y Cristina Seguí, que en su momento parecía ir viento en popa y que estuvo a punto de terminar pasando por el altar, acabó rompiéndose. Desde entonces, al secretario general de Vox no se le conocía ninguna pareja hasta que hace escasas semanas transcendió su boda con Paulina Sánchez del Río Nájera, que va a celebrarse en el cigarral de Santa Elena, en Toledo, propiedad de la familia del político. El secretario general de Vox romperá así su soltería.