Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo sentados en un acto

Identificadas las dos personas que estaban con Mario Biondo cuando falleció

Un despacho de consultores contratado por la familia del cámara ha revelado la incógnita gracias a técnicas de geolocalización

Ocho años después de la muerte del marido de Raquel Sánchez Silva, Mario Biondo, se ha revelado la clave que podría resolver definitivamente el caso. Su familia siempre ha creído que no murió por accidente ni se quitó la vida, y su empeño ha permitido al fin conocer la identidad de las dos personas que estuvieron con él la noche que falleció.

El joven cámara murió en el domicilio que compartía con Raquel Sánchez Silva, en Madrid, el 30 de mayo de 2013. Lo encontraron sin vida en extrañas circunstancias, desnudo y colgado de una estantería. Desde el principio se trabajó con la hipótesis de un accidente mientras realizaba alguna práctica sexual, o incluso que se quitara la vida.

Pero su familia descartó esas opciones y, con la idea de que Mario fue asesinado, iniciaron su propia investigación que ahora les lleva a un punto clave: un despacho de consultores italoamericano ha conseguido identificar a los usuarios de los dos smartphones que se conectaron a las cuentas de Mario Biondo desde la wifi de su domicilio.

Hasta ahora se sabía que la madrugada del 30 de mayo de 2013, dos smartphones se conectaron a las cuentas de Facebook y Twitter de Mario, accediendo desde la red de su domicilio. Esto era un gran paso adelante, porque revelaba que al menos dos personas habían estado junto a él la noche en la que murió, y podrían estar directamente implicadas en el suceso, o ser testigos directos. Sin embargo, hasta ahora no se había conseguido acceder a la identidad de los titulares de los móviles.

Emme Team es un despacho de consultores especializado en delitos telemáticos y con una larga experiencia en protección de los derechos de autor, lucha contra la pedofilia y asistencia legal e investigación. La familia de Mario Biondo acudió a ellos para desvelar una de las grandes incógnitas por resolver del caso de su hijo, y su tenacidad ha tenido premio. Mediante una triangulación a través de los repetidores de la zona, los investigadores privados han conseguido dar con la identidad de los titulares de los dispositivos. 

Los especialistas han conseguido mediante las leyes de Estados Unidos acceder a la información de las compañías telefónicas implicadas. «Tras semanas de trabajo, estudio de la documentación y análisis de las copias forenses de todos los dispositivos electrónicos que Mario usaba en vida hemos podido descubrir la identidad del segundo teléfono, conectado a través de sus redes sociales», aseguran desde Emme Team. 

Miles de folios e información

La investigación ha estado llena de obstáculos, tal y como explican ellos mismos: «Las conclusiones de la fiscalía de Palermo eran totalmente incompatibles con los archivos adjuntos y las copias forenses de los dispositivos, especialmente tras recuperar las actividades en internet de los perfiles sociales de Mario en Facebook y Twitter».

Desde Emme Team señalan que el asesor designado por la Fiscalía señaló erróneamente la ausencia total de datos de interés para la investigación, pero que en realidad existían «miles de folios e información que tras ocho años de espera nos han permitido identificar al menos dos personas implicadas esa noche y presentes en el interior del piso».

La intensa labor de búsqueda les llevó hasta la identidad de la primera de las personas que se conectaron a las redes sociales de Mario aquella noche. Ahora, «la segunda persona ha sido también identificada gracias al estudio de cada una de las direcciones IP y su geolocalización, lo que ha permitido por fin tener un mapa completo de dónde estaban realmente los protagonistas de esta historia».

A punto de resolver definitivamente el caso

La posición de las IP revela que los titulares de esos smartphones estuvieron en casa de Mario Biondo y en sus inmediaciones la noche del 30 de mayo, y la señal les ubica también allí al día siguiente, tras el hallazgo del cadáver. Además, las últimas novedades del caso confirman que Mario tenía el móvil en casa, y que por lo tanto es poco probable que estuviera bebiendo en un club como se filtró inicialmente. 

Tras la identificación de las personas que estuvieron en el lugar de los hechos la noche de autos, el perito de Emme Team ultima un nuevo informe que será entregado por la abogada de la familia Biondo a la fiscalía general de Palermo. Por ahora, la identidad de las dos personas solo la conocen el despacho de consultores y la familia Biondo, pero ya se ha filtrado que el primero de ellos es un hombre de unos 50 años.